Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

¿Y este aifon cómo funciona?

Mañana me voy con mis padres a nuestro tradicional viaje anual, costumbre que el Hijo de Boston abandonó hace ya algún tiempo. Yo, mientras pueda, intentaré seguir cumpliendo con mi obligación y me dejaré querer una semanita cada año :-)

Entre tanto mi joven compañera de piso, la bella doctora, está en Valencia con sus amigos en lo que también se ha convertido en tradición. Ella pasará esta semana por ahí viendo mundo, y este año (aunque no tiene nada que ver con este post) los dos nos vamos al mismo país, Italia. Al menos nos podremos llamar barato de fijo a fijo :-D.

Pero bueno, a lo que nos ocupa. Este video me ha hecho pensar en cómo las nuevas generaciones empiezan a ver “extraños” los aparatos que usaban sus mayores en su juventud. Yo llegué a utilizar este extraño artilugio durante bastantes años, cuando todavía no estábamos conectados permanentemente a la nube, cuando la gente no se hacía selfis, cuando se podía uno emborrachar sin miedo a ser famoso en Youtube al día siguiente o incluso, por qué no, echar un kiki en un cajero una noche de sábado en el más absoluto anonimato.

Sin más, os presento a nuestras dos simpáticas amigas que yo he bautizado cariñosamente como Andrea y Ceci. Veamos cómo se enfrentan al reto de “El Aifon de la Yaya”.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Juasjuasjuasjuas! :-D.

Pues nada, mis queridos frikoides que me leéis, con estas líneas me despido por hoy. Pasad buenos días y… hasta la próxima!

Y au! :)

PS: Y la próxima… Noodles!

0

Mis felices 27

Pues ya estoy de vuelta, otro año más. Aunque me gustaría escribir más en el blog no puedo dejar pasar una fecha como esta para sacar un ratillo y contaros lo que he hecho hoy.

A modo de introducción os diré: Hace 28 años, en las fiestas del Pilar de 1986, mis padres fueron a interpeñas, echaron unos cubatillas bailando “reguetón” de la época, echaron unas copas, volvieron a casa un poco piripis… 9 meses después, ya os imagináis qué paso si hoy estoy escribiendo esto, no?

Pues esa es la historia (inventada, por cierto) de cómo nació vuestro ídolo de masas.

Han pasado 27 años de aquello y hoy soy una persona de bien, tengo mi séquito de fieles lectores, mi séquito de tías buenas que gritan mi nombre cuando salgo a la calle, mi trabajo, ni compañera de piso, mi novia que en ocasiones es la misma que mi compañera de piso… Bien, vaya, no me quejo.

Hoy ha sido otro cumpleaños especial. Siempre lo digo, pero también digo que me gusta mirar culos y tetas, y es que las grandes verdades hay que decirlas, eso es así. Así que os voy a contar un poco lo que he hecho hoy.

Ayer por la noche la bella doctora me preparó la cena en casa y nos bebimos un vino especial que el Hijo de Boston me había regalado hace unos meses. Luego a dormir :-)

La empresa donde curro todavía no ha adoptado la medida que adoptará cuando yo sea accionista mayoritario: Fiesta para todo el departamento cuando cumpla años el trabajador. Todo se andará pero hasta entonces, hoy me ha tocado currar. Al menos he podido comprar tortillas de patata para medio regimiento y amenizar el día de trabajo.

Ya después nos hemos vuelto a juntar la familia en mi casa.

Este año ha habido novedades, por fin he conocido al novio de mi prima (un chico muy majete,  y ¡cachas!) y he podido tocarle el bombo. No, no al novio sino a mi prima, que está embarazada y va a traer otro cacharrico llorón a la familia. Así que todos tan contentos.

Por otra parte, la Pequeña Hobbit (año y medio tiene ya) está cada día más maja, ya no me hace cobras (no, “Bro”, no hablo de “La cooobraaa, la coooobra”, no te preocupes), ya hace cosas, habla, se rie, conoce a la gente. Mola más, vaya.

Después se han ido todos y he podido hablar un rato con mi señor amigo “Usiano” (de los USA, EEUU, Esteits). Desde aquí un abrazo muy grande para él y su señora también Usiana.

Y ese ha sido mi día, ahora toca dormir que mañana hay que currar.

No puedo irme sin antes dejar un vídeo surrealista para deleitaros después de semejante parrafada. Espero que os guste:

Imagen de previsualización de YouTube

Y mi pregunta es… ¿En qué coño están pensando?

Y au!

PS: Playa en 3… 2…

0

¿Qué estarías dispuesto a…?

Me encanta cuando a la gente se le somete a “pruebas” para conseguir algo que necesitan. La verdad es que te puedes echar unas risas bastante considerables.

Por ejemplo, cuando dos amigos se casan se les suele putear bastante. Se les hace vestirse de “pon aquí lo más ridículo que se te ocurra”,  que se hagan fotos haciendo tal cosa, que descifren algún tipo de acertijo… Cualquier cosa es válida siempre y cuando te hagan reírte con/de ellos, pero hay que recordar que si tú no estás casado es probable que se venguen de ti cuando tengan la oportunidad.

También en algunas películas se “obliga” a los protagonistas a hacer alguna barbaridad a cambio de dinero/favores/la vida de un rehén. Un ejemplo que recuerdo es una de las míticas películas de La Jungla de Cristal (concretamente la segunda) cuando Bruce Willis tiene que ir a un barrio de negros con un cartel que dice “Odio a los Negros”.

 

 

Pues bien, hoy os traigo un simpático video de Heineken en el que se les da a varios jóvenes media entrada para la final de la Champions. Para conseguir la otra mitad tendrán que superar una serie de pruebas como dejar plantadas a sus novias en el bar, y otras muchas que es mejor que veáis por vosotros mismos. Podéis verlo desde el blog o verlo en grande pulsando aquí.

Sin más, os dejo el vídeo, espero que os guste.

Imagen de previsualización de YouTube

0

Segunda visita a Rivendel tras mi vuelta

Por fin y después de año y medio volví de nuevo a pasar unos días a Rivendel, tierra de rubias. En esta ocasión me incorporé a un viaje que la bella doctora había emprendido con sus padres para visitar a su hermana que está en Luleå. Yo aproveché que al volver querían pasar unos días en Estocolmo para unirme a ellos, hacer de guía y visitar aquellas calles que con tanto cariño recuerdo. Fue una grata experiencia, redescubrí muchas cosas que ya conocía y por supuesto me encontré con algunas nuevas.

La verdad es que me gustó ver que algunas cosas no cambian. Las hamburguesas del Max siguen tan buenas como las recordaba, las suecas tan suecas, mi viejo amigo madrileño tan “como siempre” (un abrazo desde aquí, por si me lee), la pizzería Buona Sera no defrauda, la voz sensual del metro, el encanto de Gamla Stan…

Otras cosas sí cambian, algún restaurante había cerrado, prácticamente toda la gente que conocía se ha ido de allí (o he perdido el contacto, cosa que aunque me dé pena también es comprensible), y la zona de Sundbyberg donde yo vivía está irreconocible.

En lugar de las obras que adornaron mi calle durante más de dos años me encontré aceras anchas, bares con terrazas y una línea de tranvía. Y mi edificio tampoco se salvó, me lo encontré todo “empapelado”, cubierto de andamios y lonas. Parece ser que van a arreglar toda la fachada. Así que a poco más no reconozco esa zona. En cambio, pude pasear por el parque, ir al ICA a comprar especias mágicas del “Tío Ben” y coger mi Pendeltåg.  ¡Grandísimos recuerdos!

La próxima visita calculo que será en otro año y medio o dos, cuando las especias que compré se me acaben. Además tengo que probar lo que el señor Aldana, mi fiel compañero de fatigas me describió como “las mejores hamburguesas del mundo”. ¿Qué será de mi vida para entonces?

Pues nada, otro día os cuento más cosas, ahora toca dormir.

PS: Redescrubiremos las Köttbullar otro día que llueva, no preocuparse :-)

0

¡Feliz día de Aragón!

No me gusta hablar de politiqueos aquí, pero me han tocado los c*jones. He estado media hora viendo las noticias y contínuamente hablaban de la festividad de Sant Jordi. Que si TontoMás dice tal, que si TontoRajoy dice cual, que si Sant Jordi, los libros y las flores.

A la media hora han dicho: “Por cierto, otras dos comunidades también están de celebración. Entre ellas, Aragón celebra San Jorge.

¿¿CÓMO??

Con su afán de llamar la atención y manipular la historia hablando de la Corona Catalano-Aragonesa y demás sandeces sólo consiguen estar en boca de todos, como si fueran el centro del universo. No deberíamos darles ese gusto porque es lo que quieren pero, sí os voy a decir una cosa: Si de mi dependiera pondría una muralla china cercando su territorio y unos impuestos bestiales para entrar aquí. Por pesados.

Dicho esto, os dejo algo de música patriótica, por si algún vecino-cansino  visita mi blog.

Imagen de previsualización de YouTube

Y au! :-)

PS: Cenaremos en el Buona Sera, o qué?

0

Anda que como pierdan la toalla…

Hoy os dejo un video que mi bella compañera de piso me enseñó y me pareció bastante curioso. Disfrutadlo.

En él, dos simpáticos señores nos deleitan con un baile desnudos, llevando sólo una toalla pequeña cada uno. Seguro que vais a pensar que es otra Loixialidad, que siempre estoy pensando en cuerpos desnudos y esas cosas. Pero… no puedo evitar verle cierta relación con la vida misma, con momentos en los que nos tenemos que exponer delante de un público que nos mira esperando que nos equivoquemos. Nos toca poner cara sonriente, hacer malabares para que un pequeño error no nos deje en mal lugar y rezar para que la toalla del señor de al lado no esconda virtudes mucho más grandes que las nuestras.

Imagen de previsualización de YouTube

Jajaj, no sé… me recuerda mucho a una entrevista de trabajo :-D.

Aaaay mis queridos hobbits… todo este tema me recuerda también al Linkedin, el “Votamicuerpo” intelectual, donde no se mide quien tiene mejores t*tas ni músculos más marcados sino quién “la suelta más gorda” con su currículum. Pero de mi opinión sobre esta porquería maravilla de red social os hablaré en próximas entradas.

Entre tanto os tendréis que conformar con estos simpáticos franceses.

Y au!

PS:Clin, Clin… Mañana vacaciones!