Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

La del pizzero escalador

Hace que no os cuento alguna anéctota chorrona. Ésta que os voy a contar ocurrió hace unos dos años, y llevaba idea de contarla pero fue pasando el tiempo y quedó en el tintero. El caso es que este fin de semana pasado fui a Huesca con la bella doctora y salió el tema en el bar. Os cuento, no tiene desperdicio.

El caso es que la bella doctora vivía enfrente de un Dominos Pizza (o como se escriba). Pues bien, un día estábamos en su casa y nos apetecía algo de cenar, pero la vagancia nos pudo y pensamos: ¿Por qué no pedir una pizza?

Dicho y hecho, cogimos el teléfono, llamamos al Dominos y encargamos una de nuestras pizzas preferidas. Todo era felicidad, nos la traían a casa, no había que fregar, todo iba bien. Sólo teníamos que esperar media hora y TACHAAAN!!

Por otra parte, estábamos haciendo el bien por la población mundial. Porque veamos, un repartidor tendría que venir sin utilizar la moto y sin jugarse la vida, sólo tenía que cruzar el paso de cebra y llamar al timbre. Seguro que se puso super contento (qué ñoño queda eso) y cuando preguntaron quién llevaba la pizza levantó la mano todo entusiasmado.

Por fin pasó la media hora y sonó el portero automático. Fui hacia el telefonillo y recordé un pequeño detalle que había olvidado por completo:

– El ascensor estaba roto cuando llegué… seguramente no lo habrían arreglado.

Y pensaréis… bueno, tampoco es para tanto. Y no, no sería para tanto si no fuera porque hay un pequeño detalle que no os he contado:

– Estábamos en un sexto piso.

Pues efectivamente, el pizzero se chupó los 6 pisos andando para traernos una pizza a la acera de enfrente. Tampoco llevábamos suelto para dejarle propina, así que lo único que ganó es quemar calorías y mejorar su culete a base de ejercicio saludable. Cuando sonó el timbre del piso, la conversación fue esta:

– Hola, aquí tiene su pizza (pizzero jadeante).

– Ajá, muchas gracias, ¿cuánto es?

– Son xxx euros. Por cierto, ¿sabe que tienen el ascensor estropeado?

– ¿Ah sí? Vaya, no tenía ni idea. Que pase un buen día, gracias.

PUM. Puerta cerrada…

La bella doctora no quiso ni acercarse a la puerta, prefirió quedarse en el salón partiéndose el c*lo mientras yo pasaba el mal rato con Don Pizzas. Desde aquí un cariñoso abrazo para él, aquel día nos hizo muy felices dándonos de cenar.

Pues nada, hasta aquí la historia del Pizzero Escalador, otro día os cuento más cosillas interesantes.

Y au! 🙂

PS: Buena guardia, y cuenta atrás para Oporto!!

0

Guitarras Tokai en Dorian Guitars

Pues otro día más vamos a hacer un pequeño análisis, esta vez relacionado con el mundo de la música, y más concretamente con las guitarras eléctricas.

No sé si lo sabéis, pero yo hace bastantes años tocaba la guitarra. Empecé con mi hermano a los 8 años y nos sirvió para hacer alguna actividad que nos hiciera llevarnos bien. Gracias a eso dejamos de discutir como por arte de magia. Con el paso de los años fui teniendo menos tiempo para dedicarle hasta que finalmente lo dejé, y a día de hoy sólo toco cuando estoy de fiesta para hacer el moñas, pero nada más.

A pesar de eso, sigo teniendo una guitara en casa y no descarto comprarme una en un futuro e intentar retomarlo.

Hoy me ha dado por mirar un poco qué hay por ahí, qué variedades, qué precios y demás. He encontrado una marca japonesa (Tokai) que tiene muy buenos comentarios por todo internet, he mirado en foros y distintas webs y la gente parece que está encantada. La verdad es que de guitarras eléctricas no ando muy puesto, yo tocaba la española, pero al ver las opiniones de la gente me ha dado por buscar webs donde las vendieran.

Para ello, lo de siempre… El tío google. No he hecho más que poner “tokai guitars” y me ha salido muchísima información. Después de un ratillo “gugleando” he encontrado Dorian Guitars, una tienda especializada en guitarras eléctricas que vende esta marca entre las muchísimas que ofrece.

Guitarras Tokai tienen bastantes y de un amplio abanico de precios, desde los 300 eurillos en adelante, hasta unos 1300 o así. He preguntado a un par de amigos que tocan la guitarra eléctrica (os recuerdo que yo tocaba la española y la mía costó 10.000 pesetas de hace casi 20 años :D) y me han dicho que son precios bastante razonables. Además parecen bien acabadas y de una calidad más que decente, por lo que me comentan los gurús.

La web es bastante sencilla de entender y manejar. Entras allí, tienes tu menú a la izquierda para seleccionar la marca que te interese y ya te salen las guitarras para que eches un vistazo. Puedes ver los detalles de la que te guste, añadirla al carrito de la compra y pasar por caja. Tiene una opción que personalmente me ha gustado mucho y que no en todos sitios está disponible: la comparación de productos. Así si tienes dudas puedes compararlas para ver las diferencias de un plumazo.

Se puede pagar con tarjeta de crédito o por Paypal, algo muy cómodo para quien no quiera andar dando los números de tarjeta por ahí.

Imagino que os quedarán dudas… pues no, no me preguntéis a mí, entrad a la web, echad un vistazo y preguntad allí que seguro que os informan estupendamente. Yo sólo quería dar unas “pinceladas” para gente como yo, que pueda interesarle tener un sitio por donde empezar a mirar.

Otro día os cuento más cosillas, pero ahora me toca dormir.

Hasta la próxima!

🙂