Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

Amor entre hermanos?

Hoy debo estar hablador. No sé por qué, puede ser porque en épocas de exámenes apenas nos comunicamos. Nos pegamos el día mirando y remirando temas, entendiendo (o intentándolo) lo que deberíamos haber entendido hace tiempo, y sin preocuparnos por nada más que por estudiar. Tarde o temprano eso acaba pasando factura, pero bueno.

Por lo pronto, el no hablar con casi nadie – y eso que hoy he tenido bastante cháchara – hace que te pares a pensar en cosas que ves, o lees. Y el otro día ví una noticia que me llamó la atención.

“Pareja de británicos ve su matrimonio anulado por ser hermanos, cosa que no sabían”. Joer… a veces entre coñas he oído, e incluso dicho, por qué no reconocerlo, cosas como “Buah… si yo tuviera una hermana como X olvidaría el parentesco y le haría un arreglo bien hecho”. Vamos… estas cosas se pueden decir, te echas las risas, y todo lo que quieras, pero a la hora de la verdad no es así. A una hermana no se le toca un pelo. Es más… OJO no te la miren delante tuyo (a la hermana, MALPENSADOS), que le partes los morros a quien haga falta.

Esta noticia me ha llevado a pensar en cosas en las que hasta ahora había pensado, pero nunca como si pudiera darse el caso. ¿Qué haces si la persona de la que te enamoras es tu hermana? ¿Se lo dices? ¿Intentas algo? ¿Cómo reaccionas en este caso ante la respuesta “No… es que, yo te quiero mucho, pero es más bien como a un hermano”?. Eso suponiendo que te atrevas a confesarle lo que sientes, que es mucho pedir.

Cualquiera que lea esto pensará (yo también lo pienso): “La respuesta es obvia, ¡CERDO! Es tu hermana y nunca pasará eso”. Además (Paco no te lo tomes a mal! jejej), a mí mi hermano no me produce apetito sexual. Pero pongamos otro caso.

Tu vida es monótona, no tienes a nadie en mente y todos los días son lo mismo. Te levantas, vas a trabajar en lo mismo del día anterior, comes, vuelves a trabajar, y cuando sales te vas a tu casa a descansar y ver la tele, como haces siempre. Pero un día conoces a una chica guapa, simpática y que además (porque tú no eres muy ligón) responde a tus patosos intentos de flirteo. Así que quedáis, tomáis algo, y pasáis una tarde estupenda, riéndoos sin parar. Notas que hay sintonía, así que decides invitarla a cenar otro día. Tres cuartos de lo mismo, sigues viendo que esa tía te hace reír, te escucha y te entretiene.

Los meses pasan volando, y lo que empezó como un “entretenimiento contra tu vida monótona” se ha convertido en un romance, que poco a poco va siendo más y más serio. A lo que te das cuenta estás viviendo con ella, y enamorado del todo. Así que te lanzas, la invitas a cenar a un buen restaurante, te pones guapo, compras un anillo de los que sabes que le gustan (estoy ambientando un poco, si no es muy soso esto!), y allí en plena cena te arrodillas y le pides matrimonio. Ella te da un “Sí, quiero” y todo el restaurante aplaude emocionado.

Así que, y dejando la parafernalia a un lado, que ya me aburre, os casáis. Todo os va bien, pero un buen día… CARTA DEL JUZGADO (o de quien proceda): “Su matrimonio está anulado porque usted y su señora salieron del mismo chorrete”. ¿Qué haces ahí? Por un lado la quieres pero por otro… es tu hermana, coño! Yo no sé bien qué haría.

Una parte de ti supongo que pensará “Tío, déjala, que es tu hermana, esto no está bien!”. Otra, la romanticona, y que por cierto todo el mundo tenemos por muy peliculera que sea, dirá “No!! No la dejes, la quieres, la quieres de verdad!”. Supongo puede haber una parte de ti bastante práctica y viciosa que diga “Vamos a ver! Tu la has visto en pelotas, no? Llevas 3 años ventilándote a tu hermana, y te va a importar ahora?”

Es un dilema bastante complicado, porque aparte del “qué dirán” está la forma de pensar que desde siempre se nos ha inculcado sobre la familia. A las hermanas no se les mira nada más que la cara. Me gustaría saber cómo ha acabado la noticia, qué han hecho estas personas, y cómo se sienten ahora. Debe ser muy duro enterarse de algo así, siendo que además se conocieron por casualidad, porque ninguno sabía que el otro existía.

No creo que esta pareja se meta a ver mi humilde blog, y aunque lo hicieran no creo que sepan mucho español, así que no espero una respuesta suya. Pero en cualquier caso, quisiera mandarles un abrazo desde aquí.

Lo dicho… ánimo.

Escribe un comentario

*

XHTML: Éstas son algunas de las etiquetas que puedes utilizar: <a href=""> <b> <blockquote> <code> <em> <i> <strike> <strong>