Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

1

Cuando mear te cuesta dos euros

No… en esta entrada no voy a contaros que el otro día fui a un baño público y me sablaron dos euros por echar una meadica rápida. Nada más lejos de la realidad, lo que os voy a contar es una anécdota de estas fiestas del Pilar. Será una entrada breve, pero no puedo evitar partirme el c*lo cada vez que la recuerdo, así que quería compartirla con vosotros.

Pues bien, estaba yo en Interpeñas el segundo sábado de las fiestas, cuando mi vejiga decidió unilateralmente que tenía que vaciarse en algún sitio lo antes posible. Así que engañé a DonMic, mi buen amigo y compañero de fatigas para que me acompañara y allí que nos fuimos los dos, a buscar un meadero.

Por fin, y después de terminar echándome a correr, llegué  a uno de esos meaderos como estos:

meadero_pie

Bien, una vez allí me relajé y dejé que mi cuerpo llegara a un estado mucho mejor. La cuestión es que justo a mi lado había un joven que para tener las dos manos libres (no sé si realmente era necesario) se sujetó el vaso de cerveza con los dientes. Ahí fue cuando mi mente se puso a maquinar y una sonrisa se dibujó en mis labios. Y entonces…

Loixiyo: ¿Qué tal va la noche, joven?

Joven: Bien…. ¡¡MIERDA!!

¿Sabéis que le pasó? Pues imaginad donde fue a parar el vaso de cerveza, ese que sujetaba con la boca, cuando contestó amablemente a mi pregunta :-D.

Mis carcajadas creo que pudo oírlas medio pabellón, mientras la cara de este tío empezaba a ponerse roja y sus ojos decían “¡¡VAS A MORIR!!!”. Yo ya me veía apaleado por aquel chaval pero debió pensar que fue divertido, se relajó y dijo:

– Juas… vaya forma más tonta de tirar dos euros a la mi*rda.

La cosa quedó ahí, cada cual siguió su camino y yo tuve una anécdota para contar. Desde aquí le mando un abrazo por si le da por leer mi blog.

Pues nada, otro día os cuento más cosas, ahora hay que dormir.

Y au! 🙂

PS: Munich y sus cervezas nos esperan…

0

Relatos de una noche en el Corto

Siempre he querido hacer esto.

Siempre he querido salir de farra, y si el sueño, la resaca y el ánimo me lo permitían, meterme al blog y contar un poco lo que he hecho por la noche, qué me ha parecido y esas cosas. Vaya, un relato de éstos que al día siguiente te levantas y dices: “Mierda… lo he dejado escrito y cualquiera lo habrá leído”.

La verdad es que me ha gustado. Tal vez lo mejor de todo es que no pensaba que la noche fuera a resultar así. Tenía otros planes completamente diferentes, pero es que está demostrado que cuanto más planificado tienes algo (y más si no sólo depende de tí), menos salen las cosas tal y como las habías previsto. Esto no es necesariamente malo, pero la moraleja es: NO PLANEES NADA.

Una cenita acompañada de colegas, unas risas bañadas en calimocho, y un rato de parranda en el casco – A partir de hoy conocido como “The Helmet” (dejélmet).

¿Cosas reseñables? Realmente no sabría decir, aunque probablemente:

– La rubia decía: Maicoooooool.

– Concu es una palabra odiosa y conlleva la muerte. Más CLARO agua.

– Coherencia ante todo, señores. Hay cosas que nunca entenderé, pero bueno.

– Había una rubia cachonda que pedía a gritos un membrete “pa” quedarse a gusto.

– Hablando claro: Don Vic, su bella doncella y la Jefa Pascuala son unos cacas.

– Sólo hay una cosa peor que “tralarí” . Tener que “tralará” (Voy pedo, tal vez mañana me hubiera arrepentido de escribir eso).

Creo que nada más. Balance positivo para esta noche en el Corto, el lugar de culto y reunión de ésta nuestra Asociación. Sólo cabe destacar la ausencia de mi queridísima camarera de las cervezas maravillosas. Un besico desde aquí.

Pues con esto y un bizcocho (bueno, y un pedillo simpático), me despido por hoy.

Y ya está 🙂

1

Felices fiestas a todos!

Hola, mis queridos frikoides,

jejejej, nada, sólo desearos a todos que paséis unas Felices Fiestas, que comáis mucha gamba, gula y lo que se os deje, y que os pongáis hasta arriba del rico “bebercio” cuando salgáis. Aprovechad unos poquitos días de tregua, que empieza año nuevo, y por tanto “Niú enculing” (nueva enculada).

Eso, escribo un poco por despedirme, que mañana es día de preparar mochilas, y el viernes me voy con los zagales unos días. Luego ya Noche Vieja, tal y cual, Pascual, y ya el día 2 a empezar.

Así que hasta entonces, me despido.

Y ya está! 🙂

0

Conquistando Valencia!

Pues ya estoy aquí otra vez.

Ya repuesto del reventón del viaje, me he puesto manos a la obra. He colgado ya las fotos y ahora toca escribir un poco.

Para empezar, aclararé una cosa. VA A SER QUE SON LAS NARANJAS. ¿Qué pasa con las naranjas? Os explico. Nada más bajar del tren, observé que allí en Valencia las tías son más tetonas que aquí. Qué barbaridad! A las niñas les crecen antes que los dientes, y están más crecidas que tías mayores que yo aquí en Zaragoza. Pues bien, después de meditar un buen rato, llegué a la conclusión de que eran las naranjas. El Peta se me escojonaba, pero es verdad, lo sé yo :-P

Allí en la plaza del ayuntamiento, y después de una cervecita tranquila, estuvimos viendo la Mascletá. Y ya para Moncada, a dejar los bártulos, descansar un poco y demás. Qué ilusión ver otra vez a los colegas!

.

.

Por las noches nos fuimos a Valencia a ver Fallas y a bailar. Me encantaron, no las había visto nunca. Y ya luego a la verbena, con buen ron y demás.

.

.

Además, y esto me alegró un montón, conocí a un personaje de mi tierra, que me estuvo charrando en aragonés un ratillo. Qué alegría me dio. Y es que a los valencianos se lo dije: “En 4 días… hemos conquistao Valencia y estáis hablando aragonés”. Jajajaj.

.

.

Ya el miércoles había que volver a casa, pero no sin antes pasar por la Horchatería Agustí, el templo de la horchata en Moncada. Madreeeee que horchata!!! No pude evitar caer en la tentación de pillarme un litro para Zaragoza, que por supuesto no duró ni una hora en mi casa!

.

.

En resumen, un reencuentro con algunos colegas, buena horchata, buen ron, buenas fallas, he conocido a unos cuantos nuevos bien majos… No se puede pedir más.

Podéis ver todas las fotos AQUÍ.

He dicho.

0

¡Vuelvo en nada!

En fin…

Muy a mi pesar tengo que abandonar Zaragoza durante unos días. Las Fallas me esperan en Valencia, también algunos colegas, y unos cuantos litros allí aburridos sin mí.

Pero tranquilos… volveré en unas días con mis aventuras en las tierras valencianas.

He dicho :-)

0

Navidad, dulce Navidad

En pocos días entraremos en las tan esperadas fiestas navideñas. Son épocas donde te juntas con la familia que hace mucho que no ves, te hinchas a comer gambas, gulas, montaditos de cangrejo, los Reyes Magos te traen buenos regalos si te lo has ganado… Además son casi 3 semanas de fiesta. La cosa es…. son tan “fiesta”? Voy a valorar un poco los pros y los contras que le encuentro a estas fechas.

En la universidad, NAVIDADES = ULTIMOS PREPARATIVOS para la enculada. Es en estos días cuando te das cuenta de lo mucho (o no tan mucho) que has ido estudiando, y llega el estrés. Resumiendo, te levantas a la misma hora, estudias las mismas horas (o más, porque te ha entrado el miedo ya), te acuestas a las mismas horas -excepto las noches cumbre-… Todo es igual que durante el resto del curso, pero con la novedad: COMES COMO UN TOCINO Y TE LLEVAS REGALOS.

Qué tiempos aquellos en los que en estas vacaciones te limitabas a dormir, comer, y vaguear. Todo era armonía y felicidad. Ahora en cambio no sirven más que para agobiar al personal, y para intentar salvar el cuatrimestre. Pero bueno, tampoco me gustaría que nadie pensara que no me gusta la Navidad. Ver a la familia y hartarme de manjares mientras ves “Noche de fiesta”, es bastante reconfortante.

Salir en las noches “buena y vieja” mola. Todo el mundo está receptivo, te felicitan aunque no sepan quien eres, ni les importe, ni piensen acordarse al día siguiente. Te cargan de espumillón, matasuegras, gorros horteras… pero nadie te mira mal por semejantes pintas. Bebes con más tranquilidad de la que acostumbras, porque con la panza tan llena no hay dios que se emborrache. Así que puedes aprovechar y beber, porque no vas a acabar con excesiva resaca la mañana siguiente. ¿Veis? También veo cosas buenas.

A partir de Año Nuevo la cosa cambia un poco. Porque después de una semana de “bowling” (termino odiosamente anglosajón que utilizo para designar a la tradicional “tocada de huevos”), te dás cuenta de que febrero está al llegar, y salvo que consigas poner remedio te van a dejar el culo bien rustido.

Así que ya relajas la marcha, das fiesta a tu pobre hígado, y haces lo que yo llamo un plan de emergencia. Esto es: Haces un estudio intensivo y minucioso sobre los exámenes anteriores, obtienes datos y sacas probabilidades de que caiga el ejercicio TAL, o el CUAL. Una vez hecho esto, eliminas las partes del temario con poca probabilidad de entrar en el examen, y empiezas a empollarte como un loco el resto, con la esperanza de que tus cálculos hayan sido “medio acertados”.

Luego llega el día de Reyes, te dan tu carbón o regalos, y estás listo para seguir estudiando.

Ese ha sido durante los últimos años -y previsiblemente será éste también- el resumen de mis vacaciones. No está mal, tiene su parte placentera y su parte no tan placentera. ¿Habrá alguna novedad? Algo que las haga diferentes?

Se verá y comentará en próximos episodios…