Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

2

Con hermano casado y un pie en Rivendel

Día 15 ya… esto significa muchas cosas …

Para empezar, por fin tengo cuñada oficial, porque mi señor hermano está ahora mismo felizmente casado y de camino a Egipto de Luna de Miel.

Se supone que todas las bodas deberían ser un éxito, excepto si alguno de los novios se da cuenta de la burrada que está a punto de hacer y decide salir corriendo. Todo el mundo contento, alegría, besos, todos guapos, comida en abundancia, y bebida para parar un tren.

Pero en este caso no fue así. Quiero decir, no sólo. No sólo ninguno de los dos huyó, sino que la ceremonia fue preciosa. Tuvo momentos más cómicos, más pastelones, lloritos por aquí, lloritos por allá … Luego vinieron los “Sí, quiero”, el beso y los aplausos. Fotos, cervezas, gaiteros (entre ellos mi padre, ¿quién lo iba a decir cuando empezó con un repertorio de 2 canciones?), una comida de las que recordaré por mucho tiempo y baile con barra libre. Supongo que el hecho de que uno de los dos valientes con anillo sea mi hermano, tendrá mucho que ver en que esté tan contento de cómo salió todo, sí. Así que, por si en Egipto les da por entrar a mi humilde blog, un abrazo muy grande para los dos, y mi más sincera enhorabuena 🙂

Y bueno, dejando a un lado el tema de la boda, que sea día 15 también significa que mañana vuelvo a Rivendel, tierra de rubias.

Aunque lo he comentado en alguna que otra ocasión, hay ciertas cosas que voy a echar de menos, y que en este post me apetece nombrar, de pasada. NO, “cepese”, a ti te odiaré mientras viva. Y NO, Estanis, tú irás a Marte sin escafrandra cuando de mí dependa.

Sí echaré de menos comer a las 2 y pensar que tengo 6 horas de luz mínimo. Echaré de menos el desorden español, la comida de mis padres, la educación abundante pero no ilimitada, los cafés en el Anika’s, que me llamen Putilla o Inito, los pinchos de tortilla del Valdai, que Mónica me venga a decir que no fume cuando salgo a la puerta del Cerbuna, los “caraculo! retardo!” … Y sobre todo, o casi casi, poder cagarme en todo en la lengua del Imperio, sin tener que hacer traducciones al inglés descafeinadas.

Llunóu guaramín? Voy a tener que enseñar yo unas cuantas cosas a los elfos, pero todo se andará.

Pues nada, jóvenes padaguanes, ahora es cuando me voy a dormir, que mañana hay que comprar provisiones (ron y tabaco, que el embutido ya lo tengo comprado 😀 ), hacer las últimas visitas y disfrutar de padres el poquico tiempo que me queda por aquí. Así que por hoy, me despido.

Y au! 🙂

… Sí, hoy también hay postdata. Mucha suerte mañana 🙂

2 comentarios

  • Conciencia
    Viernes, 19 de Noviembre de 2010, a las 19:46

    ¿No tenías en mente dejar de hacer algo después de la boda de tu hermano?
    Ánimo

  • loixiyo
    Viernes, 19 de Noviembre de 2010, a las 19:50

    Jejej sí 😀

    Y lo tengo en mente todavía. Pero tengo que arreglar unos problemillas con mi báscula. Se ve que la pobre es vieja y cada día me dice que peso más… He probado en varias otras, y chico… debe haber epidemia entre ellas, todas me dicen lo mismo.

    Así que en cuanto arregle este malentendido, retomo mis intenciones. En cualquier caso, será después de la boda 😀

    Un abrazo!

Escribe un comentario

*

XHTML: Éstas son algunas de las etiquetas que puedes utilizar: <a href=""> <b> <blockquote> <code> <em> <i> <strike> <strong>