Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

4

Invadir el mundo es fácil, si sabes cómo

En mis ansias de poder supremo, estos días he llegado a la conclusión de que conquistar el mundo es fácil si sabes cómo, (como dejar de fumar, según el escritor aquel :-P).

Conozco tres formas básicas:

1. Si todos los chinos del mundo anduvieran a la vez en sentido contrario al giro de la tierra, podrían pararla y dejar medio mundo a oscuras. Si todos soplan a la vez tenemos un huracán, y si saltan un terremoto. Si se tiran pedos masivos una bomba biológica …

Queda patente que esta gente es la clave del poder. Lígate a la hija del mandamás y serás el amo del mundo.

2. Si eres ligoncete, puestos a ligarte a la hija del mandamás chino, puedes crearte tu propio ejército. Dejando embarazadas a un buen puñado de mujeres diariamente (me refiero a mujeres distintas, no a las mismas todos los días, OBVIAMENTE), y trabajando MUY duro para poder mantener a toda tu “mega-familia”, en unos cuantos años tendrás un ejército de hijos tuyos dispuestos a ayudarte en esta tarea de invasión mundial.

El inconveniente es obvio. Hay un tío en la tele que dice que practica el sexo 5 veces diarias. Suponiendo que diga la verdad, para él mi plan es todo un reto. Pero para el resto de mortales es algo más que improbable. Eso sin contar con que esta locura de plan depende de tu capacidad para ligarte a un buen puñado de mujeres al día, cosa que, y muy en contra de la opinión de mi madre (que dice que soy el más guapo del mundo), parece bastante improbable también.

3. Mi preferida: El Multi-Yo, del que os hablé hace unas semanas, todavía no se ha inventado. Pero bueno, se me ocurre otra solución.

Cogemos la máquina del tiempo, y viajamos a “Hace 5 minutos”. Nos juntamos con nuestro ” yo de ese momento”, y esperamos esos 5 minutos echándonos un cigarrito mientras le contamos nuestros planes. Ya en el tiempo actual, los 2 volvemos a coger la máquina del tiempo, y retrocedemos a “Hace 6 minutos”. Ahí veremos llegar al primer “yo viajero en el tiempo” a encontrarse con su homólogo de “hace 5 minutos”. Pues bien, ahora que ya están juntos, nos acercamos, les explicamos entre los 2 nuestros planes, y cogemos la máquina los 4, con destino a “Hace 7 minutos”.

Como podréis observar, el ejército se duplica cada vez, por lo que el número de soldados crecerá a ritmos altísimos.

Ventajas de este plan frente a los 2 anteriores:

– En primer lugar, no dependes de tu belleza. Hasta los más feos podemos dominar el mundo.

– En segundo lugar, no creas envidias entre la mitad de la población mundial, porque te estás ventilando a la hija de su mandamás, cosa que todos ellos quisieran. Ahorras en rebeliones.

– Además, tus “yo-es” no te traicionarán, pues la muerte de cualquiera de ellos implicaría en cadena la muerte de buena parte del ejército (en promedio, de la mitad por cada muerte).

– No requiere perder tiempo, puesto que viajas en el tiempo hacia atrás.

Inconvenientes de esta opción.

De momento no veo ninguno, pero seguiré meditándolo a ver si es factible.

Seguiré informando de mis avances en este mi proyecto.

Por hoy me despido:

Y ya estaaaa 🙂

4 comentarios

  • MonteroJCs
    Jueves, 11 de Diciembre de 2008, a las 3:43

    No estoy seguro del todo, pero ¿si viajases a 5 minutos antes y te encontrases a tu yo del pasado, éste no tendría que viajar a 5 minutos antes pasado cinco minutos para que tu siguieses existiendo?

  • loixiyo
    Jueves, 11 de Diciembre de 2008, a las 12:30

    Claro!

    Por eso viajaríamos juntos de vuelta. Mi yo del pasado y yo.

    Aiba… entonces igual no podríamos llegar a invadir el mundo, porque si alguno decidimos no volver hacia atrás irían desapareciendo los demás, no?

    Ahora me haces dudar, 🙁 y si esto es así, ¿me quedo sin conquistar el mundo?

  • Quijote ZgZ
    Jueves, 11 de Diciembre de 2008, a las 20:30

    Hombre yo prefiero combinar la opción 2 con una máquina para parar el tiempo.

    Así cuando te cansas de “darle alegría al gusano”, paras el tiempo, descansas, te echas el cigarrito (si no eres fumador, pues te pones a ver la tele, a leer, o ha no hacer nada,
    que para eso querías descansar) y cuando te has recuperado, pues vuelta al asunto.

  • anais
    Sábado, 13 de Diciembre de 2008, a las 19:24

    Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm…

    Creo q ver mucho Pinky y Cerebro te está haciendo muy mal…

    Güena salú y malos istintos desde la sieta porteña.
    a!

Escribe un comentario

*

XHTML: Éstas son algunas de las etiquetas que puedes utilizar: <a href=""> <b> <blockquote> <code> <em> <i> <strike> <strong>