Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

3

Los huevazos del 42

Llevo todo el día pensando en escribir esto por la noche. Y por fin, después de interminables horas en el CPS (hoy he llegado a 11 horas allí metido), y un capítulo y medio de House (Jaus), ya puedo hacerlo.

Esta mañana he salido de casa a las 9:40 a coger el bus, pensando que si justo en ese preciso instante tenía suerte y aparecía un 42 (cosa bastante improbable), llegaría a clase exactamente a las 10 de la mañana.

Lo genial es que, curiosamente, ha aparecido uno, justo enfrente de mi portal. Aunque, eso significaba correr las 2 manzanas para llegar a tiempo a la parada. Pero sí, he llegado, y me he sentido todo satisfecho, aunque con los pulmones que se me salían por la boca. Lo que no sabía es que mi calvario empezaba justo en ese momento.

Al principio no he caído, simplemente iba sentadito, pensando en la muralla china, para variar. Pero me he dado cuenta de algo, y es que parábamos cada 2 semáforos. Lo primero que he pensado es que hoy estaba teniendo mala suerte. Pero ese pensamiento ha desaparecido cuando he visto varios caracoles adelantándonos mientras se reían del conductor, y de los pobres pasajeros que viajaban a velocidad de abuela caminante. Bueno, no nos alarmemos, tal vez haya mucho tráfico…

NO!! La calle estaba como siempre, excepto que el autobús que me ha tocado sufrir esta mañana no corría nada. No conseguíamos pasar 2 semáforos en verde. Desde que las puertas del bus se cerraban hasta que éste empezaba a moverse, me daba tiempo a bajar, echarme un cigarro y subir. Era horrible!! Al doblar las esquinas no se notaba, puesto que eso hay que hacerlo a poca velocidad. Pero cuando te encontrabas con una recta de 3 carriles, con todos los semáforos en verde hasta 300 metros por delante de tí, ERA DESESPERANTE.

Ha costado desde Kasán hasta el Carrefour (normalmente unos 4,5 minutos) cerca de 14. No me lo  podía creer, así que poco antes de llegar al Carrefour se me ha ocurrido acercarme al lado del conductor, para poder ver la aguja que marca la velocidad. Increíblemente no la he visto subir de 30 km/h…

Ni siquiera en una recta donde los coches alcanzan casi los 80 km/h (sí, eso es una multa bastante elegante) ese hombre pasaba de los 30. Era como si no quisiera llegar al CPS. Joer, todo el mundo que vivimos allí le tenemos asco, pero no por ello nos cuesta 3 horas llegar. Y si el hombre tuviera luces, habría llegado pronto para echarse un café y un cigarro. Pero tampoco parecía tener esa suerte.

Por fortuna, el señor profesor ha debido coger el bus siguiente al mío, que debía pilotar el primo de mi conductor, porque ha llegado a las 10:14 minutos, sólo 1 minuto antes que yo.

Resumiendo, después de el agobio y el aburrimiento de un viaje en 42 de algo más de media hora que norlmente cuesta algo más de 20 minutos, he conseguido llegar a tiempo a clase para empezar el día.

Sólo una recomendación para Benito (así he bautizado al chófer): “Si tu mujer tiene ganas de marcheta nocturna, espero que no te cueste tanto empezar como cruzarte 4 semáforos. Porque se le pasarán las ganas y te quedarás a dos velas: VAMOS… UN POCO DE ALEGRIA Y FLUIDEZ EN LA VIDA NO VIENE MAL”.

Y ya está 🙂

3 comentarios

  • Elisa
    Miércoles, 25 de Febrero de 2009, a las 16:20

    historias para todos los públicos made in luis… oh yeah =)

  • Paco
    Sábado, 07 de Marzo de 2009, a las 18:10

    Eso es por culpa de los Informáticos, que no dejáis fluir a la vida tranquilamente. Se debe a un programa que se llama Gestión Integral de Frecuencias que por medio de GPS en cada autobus, el conductor controla la frecuencia de su unidad. Si el bus va retrasado es cuando le meten caña, y cuando va adelantado sobre su frecuencia, va mas lento. A veces lo que hacen es parar unos 4 o 5 minutos en una parada, pero como la gente suele quejarse, conducen velocidad caracol.

    Me acordé de tí aqui en Praga (Praha or Prague, a gustos) porque aqui en TODAS las marquesinas hay una tabla con las horas por las que pasará el bus o tanvia en cada momento. Y como imaginarás son puntuales al 100 por 100! El otro día ponía que llegaría a las 12:03, y eran las 12:02 y no venía… y de repente veo un tranvía a la velocidad del AVE que llega todo follao desde lejos, y ¡Pimba! a las 12:03 abría las puertas, y como no, ¿qué hizo el Paco? Pues ponerse a aplaudir bajo la atónita mirada de los dos checos que estaban a mi lado… Y es que he sufrido tantos años el 24 el 42…

    PACO

  • loixiyo
    Sábado, 07 de Marzo de 2009, a las 21:17

    Oh, mi querido hermano por aquí!

    Pues joer, más les valía echarse un cigarrito tranquilamente al final en el CPS, un café, una meada…

    Aquel día no maté a alguien de milagro.

Escribe un comentario

*

XHTML: Éstas son algunas de las etiquetas que puedes utilizar: <a href=""> <b> <blockquote> <code> <em> <i> <strike> <strong>