Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

1

¿Por qué los chinos molan?

La gente siempre se queja de los establecimientos chinos, que si abundan, que si nos quitan trabajo, que si con ellos no se puede competir…

En cierto modo, es cierto. No se puede competir con los precios de los bazares chinos, pero, si quieres fiarte del bolígrafo que compres, gástate 25 céntimos en lugar de 10 y cómprate un Vic de verdad, aguantará más de medio folio. Lo de que nos quitan el trabajo es discutible, yo personalmente no lo creo.

Lo que la gente no se para a pensar es que, sobre todo saben ver muy bien el negocio. Os pondré un ejemplo:

Hay bares españoles de toda la vida, en los que a sus clientes habituales no se les invita ni a un café por Navidad. Da igual que vayas todos los días, pero puede ser (y pasa muchas veces) que no te inviten ni a un café.

En cambio, te vas a un chino, como por ejemplo el que nosotros llamamos “Chen”, y por una jarra de cerveza te ponen tres cestitas, una con cortezas, otra con patatas y otra con pipas y cacahuetes. Por UNA jarra de cerveza. Conforme las rondas se suceden, los regalos aumentan, y pueden sacarte alitas de pollo, o patatas bravas, sin cobrarte un duro. E incluso a veces, aunque no consumas, si ven que se te acaban las patatas fritas te sacan más.

¿Cuánto les cuesta eso a los chinos? NADA. Pero saben que mis amigos y yo, así como otros muchos grupos de amigos, iremos allí a echar unas cervezas con mucha regularidad. ¿Por qué no hacen eso los bares de toda la vida? A veces pagar 5 cents más por una cocacola el consumidor ni lo percibe, si le ponen unos cacahuetes. Además de que dan sed, y por tanto consumes más sin darte cuenta 😀

Por poner otro ejemplo, los chinos trabajan casi las 24 horas. Ayer volvía del Lago Ness de echar una cervecita. A las 2 y media de la mañana me hicieron un rollito de primavera al lado de mi casa.

Y más aún. Hoy no me apetecía cocinar, así que he llamado al restaurante de Chen (sí, Chen tiene bar, hotel, restaurante, y si te fías hasta autoescuela), y me han traído un menú para dos personas. El menú contenía arroz tres delicias, pollo con almendras, ternera, dos rollitos de primavera y ensalada de “semen de tiburón”, como yo la llamo. Como decía antes, tenía que haber algo de regalo, y esta vez me han metido un par de latas de cocacola, alitas de pollo para parar un tren y unas cortezas chinas. Con eso comemos 4 personas mínimo, y en mi caso me servirá para comer, al menos, hoy y mañana.

Y encima el mismísimo Chen ha venido a traérmelo, todo un honor que haya venido a mi casa, “hoygan”.

En fin, con esto y un bizcocho, me bajaré a tomar un café.

Y au! 😀

PS: Esta noche sí  🙂

1 comentario

  • Elisa
    Miércoles, 13 de Julio de 2011, a las 22:03

    A tomar café al chino, obviamente.

    Al que se sabe lo que vas a pedir y, de ves en cuando, te da galletuelas

Escribe un comentario

*

XHTML: Éstas son algunas de las etiquetas que puedes utilizar: <a href=""> <b> <blockquote> <code> <em> <i> <strike> <strong>