Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

6

¿Qué quieren hacerle a Hércules?

Lo que hace el aburrimiento…

Estaba buscando gazapos de películas para echarme unas risas, cuando de repente, me he topado con este curioso video.



Necesito ayuda. Necesito pensar que no soy un malpensado. ¿Alguien con la mente menos “verde” que yo, puede decirme, por favor, qué dicen las chicas locas cuando ven a Hércules?

Me refiero, entran corriendo a la habitación, y se oyen gritos de loca, “OOHHH, ES ÉEEEEL!!!”…

Justo después de eso se escucha un:

– Queremos… Y un verbo acabado en “arle”.

Tocarle, cantarle, saludarle…?

Yo entiendo una cochinada, así que por favor, un alma caritativa que me lo aclare. Porque… como digan lo que yo creo que dicen, las películas de Disney me gustarán MUCHO más. Juasjuasjuas. Así, así, educando a los zagalicos desde jóvenes.

Con la incógnita, me despido.

He dicho.

0

Salida aparatosa de la Expo

Parece que últimamente sueño cosas curiosas continuamente.

En esta ocasión me encontraba en la Expo, en el último día. Ya habían sido los fuegos artificiales que clausuraban el evento, y todo el mundo nos disponíamos a salir del recinto. Había muchísima más gente que de normal, tal vez millones de personas.

No encontraba ninguna salida, excepto puertas de embarque, a través de las cuales llegabas al avión que te llevaba a tu destino. Mi casa podía verse desde las taquillas, pero una empleada me ha dicho amablemente que la linea Expo6 estaba fuera de servicio, así que tenía que cogerme un avión a Madrid, para empalmar desde allí con un Ave que me dejaba en la Intermodal.

La reserva del billete ha sido algo complicada, había mucha gente y faltaban escasos minutos para el despegue. Y cuando sólo quedaban 2 minutos para que se cerraran las puertas de mi avión (el penúltimo antes de que se sellaran todas las salidas), me he acordado de que tenía uno reservado. Sólo tenía que encontrar una Ibercaja e imprimir el justificante de pago.

Esto tampoco ha sido tarea fácil. Esos cajeros eran complicadísimos de entender, incluso para mí, que había formado parte de los programadores que habían diseñado el “sof-guar”. Resultado: he conseguido el impreso JUSTO cuando las puertas de embarque cerraban. Así que sólo quedaba una opción: Coger el último vuelo.

Para ése no ha habido problema, y he conseguido embarcar a tiempo, sólo 10 minutos después de perder mi avión. Peeeero, cuando estabamos despegando, por plena carretera de Logroño, el piloto ha perdido el control del avión y hemos caído al mar.

El agua estaba helada, así que en pocos minutos quedábamos 2 supervivientes: Miguel Ángel (Micky), que se había encerrado en un baño con cama para fumarse un peta, y yo, que me he agarrado a una rueda de tractor del avión (sí, las ruedas de este avión no eran normales, como tampoco lo es este sueño).

Por suerte, los 2 hemos sido rescatados por una ambulancia marca Seat, y una lancha motora que circulaban por la carretera de Logroño, a la altura del kilómetro 38, junto a Pikolín.

No recuerdo nada más del traslado al hospital. Sólo sé que he despertado en mi casa de las afueras, con mi mujer tumbada en el sofá que está al lado de la cama, en el salón. Curiosamente, era la rubia de Las Migas, una amiga de varias amigas, a la que siempre que veo (en la realidad) le pido matrimonio.

Hemos estado hablando del partido de Rugby que el Real Zaragoza había ganado, gracias a un triple magistral de Ewerthon, y de algún detalle más que no recuerdo ahora mismo.

Y en ese momento… el despertador ha sonado. Eran las 9 y 20 de la mañana, e inevitablemente el señor Bejar llevaba 19 minutos dando clase de Compiladores. NO!! Me he quedado dormido, otro día más.

Veremos qué toca esta noche. Hoy por lo pronto he aprendido la lección: No te fíes del código que tú mismo programes, o acabarás congelado en las frías aguas de Pikolín.

He dicho.

0

Todo por su perro

Noticia interesante.

Juan, un muchacho de Madrid, ha perdido su perro. Se llama Peludo y es este:



Lo está buscando desesperadamente, y está dispuesto a hacer un favor GORDO a quien lo encuentre y se lo devuelva. Hay una lista bastante extensa de favores que está dispuesto a hacerte entre los que están estos:

– Hacerte paella todos los domingos durante un año.

– Hacer de acompañante en una boda o similar.

– Plancharte

– Comprarte el pan durante un mes

… Un largo etcétera.

La lista completa podéis encontrarla aquí: http://todopormiperro.blogspot.com

Desde “Anda a cascala!” me gustaría mandar un saludo a Juan, y desearle mucha suerte en la búsqueda de su perro. También felicitarle por la gran idea que ha tenido al preparar ese blog.

Lo dicho compañero, esperemos que lo encuentres, y aunque en Zaragoza no creo que aparezca, estás invitado a venir cuando quieras y hacerme una paella! El café lo pongo yo. 🙂

He dicho.

2

Monrealeros en Zaragoza

Llevo mucho tiempo pensando: “Tengo que poner las fotos de verano en la galería”. Pero por falta de tiempo, vagancia o qué se yo, nunca las pongo.

Hoy me he decidido a poner fotos. Iré poniendo las de las fiestas de Monreal, campamento de verano y Fiestas del Pilar. Pero con la calma. Hoy de momento estas.

Una tarde de agosto estaba yo estudiando tan tranquilo, y me llamaron los colegas de Monreal. Habían venido a pasar unos días, y querían que salieramos por la noche (un martes). Así que salimos los poquitos que estábamos, y con la tontería, casi tuve más fiesta que un fin de semana normal.



Pulsad en la imagen para ver el album.

Iré poniendo más cuando las ganas y el tiempo me lo permitan.

He dicho.

4

Somos entes pensantes

Ayer por la noche, me fui a un terreno en Garrapinillos a cenar, y como era de esperar, bebimos un poquillo :P. En un momento, necesité tomar el aire, así que me salí fuera a fumarme un cigarrito mientras escuchaba música, y me puse a pensar.

No sé si sería el alcohol, pero empecé con mis paranoias. La de ayer era esta:

Empecé pensando en los Simpson, el capítulo en el que a Hommer le toca dar un discurso en público, y alguien (ahora mismo no recuerdo quien) le dice, que para no pasar vergüenza, lo mejor es imaginarselos a todos en ropa interior.

De ahí, llegué a la conclusión de que a mucha gente, igual que a mí, le incomodará bastante hablar en público.

Y a partir de entonces empecé a pensar: ¿Cómo pensará la gente por dentro?

Todo esto es porque, hay gente que parece que pasa de todo, que todo le da igual… Pero… una cosa es lo que parece, y otra MUY distinta es lo que es en realidad. Hay gente que aparentemente no tiene miedos ni complejos, y seguro (obviamente, si no, sería una piedra) que no es así.

O por ejemplo… igual que yo hay gente a la que no soporto, todo el mundo debe tener gente a la que con sólo ver le entren las ganas de vomitar. Pues bien, ¿qué se les pasará por la cabeza? ¿Serán todos tan “pasotas” como parecen?

Siempre he pensado que doy más vueltas de las que debería a las cosas, pero en ese momento pensé: “¿Cuántas vueltas les dará la gente?”.

En medio de “la tontera” empecé a imaginar si algún día existirá un chisme con el que escuchar los pensamientos de la gente. Con eso saciaría esta tonta curiosidad que me entró, pero creo es toda una suerte que no exista, hay cosas que por el bien de todos es mejor no saber.

Con eso me quedé, y me di cuenta de que ya valía de tomar el aire, así que volví dentro a por otro “refresco”.

Esto me planteó una duda, con respecto a algo que dijo mi profesora de filosofía hace algunos años: “La verdad nos hace libres”.

¿En este caso, qué es mejor? Ignorancia o sorpresas?

He dicho.

0

Las calles oscuras

Anoche tuve un sueño raro, otra vez.

La verdad es que últimamente no hay motivos para soñar cosas como esta. Mi vida está bastante tranquila, sin grandes sobresaltos, sin disgustos, ni malos royos… Nada.

Las fiestas del Pilar me dejaron con un par de kilitos de más, algo de resaca, un catarro más que aceptable.. En general un buen sabor de boca. Más en particular, a calimocho (mucho), seguido de unos huevos fritos con chorizo, patatas y panceta, acompañados de una jarrica de medio litro de cerveza con limón bien fría.

Pero aun con toda la calma que últimamente reina (o casi) en mi vida, soñé esto, cosa que me angustió pero me gustó al mismo tiempo.

Iba yo paseando por Zaragoza por la noche, hacía buena temperatura y no había cierzo. De repente, sonó un megáfono:

– “Señoras, señores, tenemos que cortar la luz, cuídense mucho y confíen en la gente”.

Nadie se lo podía creer. Zaragoza entera completamente a oscuras. Se oían pasos por todos los lados, gente corriendo con mecheros en las manos. Y lo que más me llamó la atención es que nadie se atrevía a estar a menos de 5 metros de otra persona. Sólo unos pocos corrían en grupo, pensando que así los atracadores no se atreverían a ir a por ellos.

¿Qué atracadores? Si estaba todo el mundo ACOJ*N*O, como para pensar encima en quitar el dinero a los de al lado!!

En mi caso me junté con una chica y 3 chicos más, y fuimos por varias calles, siempre a una distancia prudencial unos de otros, hasta una explanada iluminada, que resultó ser mi queridísimo “Centro de Primaria de Springfield”.

Ahora el Ada tenía 9 plantas, nadie sabe de donde salieron las que en la realidad no he visto nunca. Y subí a la 6º. Allí había una sala con 31 ordenadores, y muchas máquinas recreativas. Los técnicos habían invadido el edificio y lo habían convertido en un sitio mejor para estar. La gente iba en pijama, comiendo por los pasillos y encima de los ordenadores, jugaban a juegos de matar marcianitos (de esos de los recreativos)… Vamos, bien.

Y yo me subí a una máquina de esquí, que es lo que más me gustaba. Pero justo la luz se fue allí tambíen, y se escuchó un “TRES, DOS, UNO Y………”… Y entonces:

“Riiiiiiiiiiiiiing” —-> FRUTO (o palabra similar) despertador, me ha despertado.

Ahí ha acabado mi sueño, y no me ha quedado otra que levantarme.

Cosas curiosas las que sueño, esta no se salva.

Bueno, por hoy me despido, voy a ver si esta vez hay suerte y sueño cosas “menos contables :-P”.

Buenas noches, HE DICHO.