Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

1

¿Y por qué me multan a mí?

Hoy hablaremos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Son gente que día a día se juegan el tipo por mantener la seguridad del ciudadano de a pie, gente ejemplar, y que por supuesto cumplen la ley (al menos estando de servicio), que para algo está.

En concreto hay un par de puntos que creo que merecen un “OLE!!!”. Tratémoslos detenidamente:

1. A un policía NUNCA se le ocurriría estacionar en doble fila, ni por supuesto en una plazoleta con bancos y una fuente, correcto? ¡NO! Me explico un poquito más:

Pongámonos en situación. Avda Valencia, esquina con Corona de Aragón, bar/restaurante Garden, frente al bar Montesol. En esa plazoleta, que posiblemente conoceréis, he visto más de una vez un coche de la policía nacional aparcado encima de la acera, junto a la fuente.

Tu piensas que “estarán deteniendo a alguien peligroso”, pero unos pasos más allá los ves sentados tranquilamente en la barra de un bar, comiéndose un pincho de tortilla y echando unas risas. También es cierto que tienen que almorzar pero, que se lleven un bocadillo de casa, o paguen parking (allí es Zona Azul) como todo el mundo.

Podemos pensar que “esos policías no son los del coche”, sino que van andando, y que el vehículo es de otros policías que SÍ están haciendo su trabajo. Siento decirlo, PERO NO. Un día sin otra cosa que hacer, estuve fumando en la puerta para ver dónde iban al salir del bar. Efectivamente, fueron a SU coche patrulla.

2. Un policía NUNCA pondría la sirena (luces y/o sonido) sin motivo alguno, ni aprovecharía la condicion de “vehículo prioritario” si las lleva encendidas para saltarse un semáforo.

De nuevo, FALSO. He visto (repetidas veces) coches de la policía local de Zaragoza, que al llegar a un semáforo encienden las lucecitas azules, se lo saltan, y las quitan. ¿Acaso eso está bien? Hoy he vuelto a ver como una furgoneta de “la misma gente” se saltaba 4 semáforos en el Paseo de Calanda.

Es una vergüenza encontrarnos con situaciones como estas. Realmente son absurdas, pero qué pasaría si eso mismo lo hago yo? Saco un pañuelo blanco por la ventanilla (indicando urgencia en un vehículo normal), paso el semáforo y me lo guardo. O aparco en una plazoleta para descargar la compra porque me duele la espalda.

Son sólo ejemplos tontos (saltarse un semáforo que no entrañe peligro o aparcar en un sito peatonal), pero si hacen esto con cosas “con las que no obtienen grandes beneficios”, hay algo que me pregunto:

¿Qué pasará con cosas que luego puedan vender? Redadas, registros a los negritos del “top-manta”…

En fin, con la seguridad de que “la justicia está bien hecha y las leyes son para todos igual”, me despido por hoy.

He dicho.

3

Cada detalle cuenta

Ayer fui a un partido de fútbol. Hay que decir que hacía mucho tiempo que no disfrutaba de uno en la Romadera. El Zaragoza no jugó mal como acostumbra (aunque sea Zaragocista hay que decirlo), y eso se tradujo en un buen resultado: 3-0.

El caso es que, hubo un tiro al palo por parte del Zaragoza, y unos minutos después alguien cerca de mí dijo: “Joder, si el tiro hubiera entrado ahora iríamos 2-0”.

Esto me dio que pensar, y estuve el rato siguiente y la vuelta a casa, andando, reflexionando sobre el tema. ¿Qué hubiera pasado si el tiro al palo hubiera sido gol?

Después llevé esa situación tonta y sin importancia, a “la vida en general”. Y… OPS! Cosas curiosas.

Con cada acto (o “no-acto”) que hacemos, el curso de la historia cambia. Con cada pequeño gesto o comentario hacemos que una cosa que “podía estar a punto de pasar” no pase, o que “algo que inevitablemente no iba a pasar” pase. Y esto es algo que por un lado resulta tranquilizador, pero por otro lado es completamente inutil.

Vayamos al tema del fútbol:

“Si ese tiro hubiera entrado, ahora iríamos 2-0”. ¿Esto es cierto? Sí, y no. Lo que sí es cierto es que si ese tiro hubiera entrado y desde ese momento el partido hubiera evolucionado EXACTAMENTE como lo hizo, iríamos 2-0. Pero, de haber entrado ese tiro, en lugar de sacar de portería el portero, se hubiera sacado de medio campo, y además se habrían perdido cerca de 2 minutos en la celebración. Por tanto, es imposible que todo hubiera sido como esperamos.

Así pues, lo único que es seguro es que “Si ese tiro hubiera entrado, ahora no iríamos 1-0, como es el caso”.

Sí o sí? Eso no tiene vuelta de hoja.

Últimamente pienso si muchas cosas de las que he hecho en los últimos 3 años y medio han merecido la pena. Cómo cambian las cosas con una simple pijada, cómo un pequeño detalle condiciona los meses siguientes… Esas cosas vamos.

Y claro, el comentario de este tío tres asientos a mi derecha me hizo pensar.

Otra cosa curiosa:

Igual que “hacer algo” cambia el curso de la historia (por llamarlo de alguna manera aunque suene tremendista), “no hacer nada en un determinado momento” también puede cambiarlo? ¿Puede influir mucho o poco?

En fin, el Zaragoza ganó, que era el objetivo, y con eso me quedo.

Otro día me enrollo más, que ahora hay que programar.

He dicho.

3

Sorpresa en Ikariam

Jojojo, he descubierto un par de cosas hoy, y me gustaría compartirlas con vostros.

– Ikariam es un un juego “onlain” (online, en red) en el que vas creando tu propio imperio, constuyendo tu ciudad, con sus edificios, sus campos, sus barcos, colonizas otras tierras, vas a la guerra… Es tipo “Eich of empáirs” (Age of Empires :-P) pero no ves los muñequitos moverse, es más bien simulado. Parecido a oGame, otro juego de este estilo, bastante conocido entre los informáticos Cepesianos (entre otras gentes), en el que creas tu imperio espacial.

Este es mi primer descubrimiento, nada excesivamente interesante. Peeero aquí va mi segundo:

– La gente pasa de leerse las condiciones de uso de las cosas, la letra pequeña, las instrucciones, avisos y demás cosas que a veces podrían ser importantes.

Esto ya lo sabía. De hecho yo siempre que escribo algo así añado la canción de la vaca lechera para ver si alguien lo lee, Y NO! Pero ayer, en plena y entretenidíííííísisisima práctica de inglés técnico me puse a leer yo las normas de jugo de Ikariam, y descubrí algo insólito, que hoy recibe el premio a “La foto de la semana”.

Lo que parece que está claro es que, si alguien lo hubiera leído, habría mandado un mail a Ikariam para avisar, ¿no? O realmente igual no, yo no voy a avisarles porque ¡me resulta cómico! Jijij

Veamoslo:



Haced click en la foto para verlo a mayor tamaño. Y por supuesto, para mostrar mi gran rigor periodístico (ooh, qué bien queda eso), os pongo un enlace a la página original, para que veáis que es cierto realmente.

http://www.ikariam.es/rules.php

Tras este breve descanso, voy a seguir programando, pero con la gran ilusión de haber arrojado un poco más de luz en vuestras vidas, como cada día que escribo. 😛 😛

Vuestro gran ídolo de masas se despide.

He dicho

2

El “Multi-yo”

Una noche hace tiempo soñé algo que me gustó bastante, y el otro día estuve dandole vueltas al asunto, viendo lo mucho que me gustaría que todo eso sea posible. Os comento:

El gran invento fue una máquina que nos crea el “Multi-yo”. Un Multi-yo es un conjunto de cuerpos humanos regidos por una sola mente. Así pues, la mente de Loixiyo tenía 15 cuerpos iguales, cuyos actos le afectaban. Esto quiere decir que:

1. Un cuerpo está tooooodo el día sentado en una silla comiendo, para alimentar a todos los demás. Así que Loixiyo vive feliz porque está contínuamente comiendo.

2. Otro está todo el día durmiendo, porque los demás han de descansar. La idea de dormir sin parar también motiva a Loixiyo.

3. Otro está todo el día en la cama con una bella joven, para que los demás hagan su trabajo con ganas y alegría. Qué os voy a decir? Esta idea también motiva a Loixiyo.

4. El deporte es saludable, así que para estar ágiles, en forma y demás, hay otro cuerpo entrenándose sin parar.

Como véis, con un cuerpo estudiando, otro leyendo, otro de fiesta, otro trabajando, etc, el aprovechamiento del tiempo es del 100%. La vida sería más facil si tuvieramos la máquina para crear el “Multi-yo”.

Y como colofón a mi relexión, lanzo una pregunta:

– Y si pusieramos a varios cuerpos haciendo la misma tarea? Cada cual que elija la que más le guste, yo creo que sé más o menos cual pondría. MACRO-ORGASMO!!!

En fin, con esta leve relexión lo dejo por hoy. Seguiremos informado.

He dicho.

5

¿Quién tiene el pez?

Este es un acertijo que me costó un ratillo sacar, pero merece la pena porque cuando lo terminas te sientes como Dios, juasjuasjuas. Os lo pongo por si os aburrís y queréis darle al coco.

1. Hay 5 casas de diferentes colores.
2. En cada casa vive una persona de diferente nacionalidad.
3. Estos 5 propietarios beben diferentes bebidas, fuman
diferentes cigarros y tiene cada uno, diferente de los demás, cierto
animal.
4. Ninguno de ellos tiene el mismo animal, fuma el mismo cigarro ni
bebe la misma bebida.
La pregunta es: ¿Quién tiene el pez?

Pistas:
01. El inglés vive en la casa roja.
02. El sueco tiene perro.
03. El danés toma té.
04. El noruego vive en la primera casa.
05. El alemán fuma prince.
06. La casa verde queda inmediatamente a la izquierda de la blanca.
07. El dueño de la casa verde toma café.
08. La persona que fuma pall mall cría pájaros.
09. El dueño de la casa amarilla fuma durnhill.
10. El hombre que vive en la casa del centro toma leche.
11. El hombre que fuma blends vive al lado del que tiene un gato.
12. El hombre que tiene un caballo vive al lado del que fuma durnhill.
13. El hombre que fuma bluemaster toma cerveza.
14. El hombre que fuma blends es vecino del que toma agua.
15. El noruego vive al lado de la casa azul.

Quien consiga descifrarlo puede firmar en “El libro de los listos” (así lo he bautizado ahora mientras escribo esto). Es un archivo de Excel protegido con contraseña. Esta contraseña se obtiene averiguando quién tiene el pez, en qué casa vive, qué fuma y qué bebe, y formando una palabra con las 3 primeras letras de cada cosa:

nacionalidad-lo que toma-lo que fuma-color de la casa

Hay que escribirlo en minúsculas, sin guiones, ni espacios, ni puntos, ni nada.

ejemplo:

Si crees que la respuesta es: ‘el noruego que toma café, fuma
bluemaster y vive en la casa amarilla’

la contraseña sería:

norcafbluama

Si alguno se aburre tanto que me manda el archivo con su firma añadida, iré actualizando “El libro de los listos” para que quede constancia 😛

DESCARGAR —> El libro de los listos (16-11-18)

Pues nada, dicho esto, toca retirarse a la cama.

He dicho.

0

El secreto de Hendrix

Desde luego, hay cosas que nunca entenderé. Esto no es la primera vez que me pasa, y desde luego, llama la atención.

Muchas tardes estás programando, picando tus más que meditadas lineas de código. Estás contento porque “sabes” que va a funcionar. Después de muchas horas con lápiz y papel, pensando en cómo tiene que funcionar el invento que estás preparando y teniendo en cuenta cada fallo tonto que pueda aparecer, los errores deberían ser mínimos.

Así que, después de un ratito de escribir, te decides a compilar y de repente…. CHAF… ERROR.

Bueno, no te preocupes, sabes que serán fallos tontos, punteros mal puestos, un “punto y coma”, pijadas así. Arreglas los errores rápidamente y vuelves a intentarlo. Veamos que pasa ahora.

CHAF!! … ERROR

¿Qué pasa? AAAAH, un include mal puesto, dependencias entre includes, bueno, un ratito de trastear y solucionado. Compilamos otra vez.

CHAAAAAAAAF!!! … ERROR

Este error no debería darte. Vas a la lina X y la repasas, pero ESO ESTÁ BIEN escrito, no hay duda. Por si acaso borramos el ejecutable y los .o, y volvemos a intentarlo. Pero no, el mismo error sigue saliendo. Te pegas media hora, una hora, una hora y media… Y sigue sin funcionar.

La gente en estas situaciones se desespera, pero yo no. Yo tengo un secreto que todo programador debería conocer. Algo completamente lógico, que hasta Jamarro con su metodología secundaría. Es lo siguiente:

Te levantas de la silla, te pones el abrigo (si es que hace frío), y te diriges a la puerta principal del Ada. Allí procedes a liarte un cigarrillo, con suma pachorra. Lo enciendes, y vas fumandotelo hasta que termines, mientras hablas con tu compañero/a de prácticas de temas tontos como el sexo en la universidad (o en cualquier parte), el escote de tu compañera de mesa en el laboratorio, el apareamiento de los koalas del Sahara, etc.

Cuando vuelvas, intenta compilar otra vez. Misteriosamente los fallos habrán desaparecido, y todo funcionará.

NOTA MENTAL: Este secreto es aplicable en Jendris, o en su primo Mérlin. Funciona, además de con errores de compilación, para eliminar los “misteriosos” cores que aparecen a veces.

Probadlo, no os defraudará.

NOTA MENTAL 2: ¿Qué hacer si no fumas? AAAAAAHHH, eso es un misterio, mis queridos Padaguans.

En fin, con este aporte de sabiduría a vuestras insatisfechas vidas, y con la certeza de que en unos años sufriré enfermedades derivadas del consumo del tabaco para poder aprobar estas asignaturas, me despido por hoy.

He dicho.