Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

9

Parecidos razonables

Llevo tiempo dándole vueltas al asunto, y he llegado a la conclusión: El CPS está lleno de espías, criminalistas y demás gente variopinta. Iré poniendo más, pero para abrir boca, veamos unos cuántos ejemplos.

En primer lugar, tenemos este par de fotos. Los admiradores de Tintín conoceréis la primera, es del capítulo del Vuelo 714 para Sidney, uno que se meten en un volcán, luego vienen los marcianos y demás. Pues observemos con detenimiento…



Pues bien, en alguna ocasión, un fotógrafo sacó esta foto. Curiosamente hay 3 personajes también. ¿Os suena alguno? 😛



Pero esto no acaba aquí. Cierto profesor, cuyo nombre no diré aquí, tiene un segundo empleo que no nos había contado. Resulta que cuando sale del CPS, coge un avión y se va a resolver crímenes con un equipo de psicólogos y criminólogos del FBI. ¿Podría ser que hubiera visto antes a este profesor en la serie de Telecinco «Mentes criminales»?





Pero todavía hay más… Me quedan un par de fichajes. Se cree que Jesús es un agente de la CIA.  Viaja por todo el mundo en busca de los más infames terroristas, y cuando vuelve a casa, aún le quedan fuerzas para quitarse el traje, y salir pitando al CPS para dar clase. Qué valor 🙂

Observemos a nuestro joven profesor con su traje y con sus compañeros de trabajo (¿alguien lo ve?):



Después de hacer su trabajo y salvar al mundo, llega a su casa, deja la placa, la pistola, se adecenta (12 horas de avión deja a cualquiera para el arrastre), y ahí lo tenemos dando clase.



Ahora, un pequeño apunte. ¿Veis la chica que está en el centro de la foto? En la serie está liada con nuestro espía cepesiano. Pues bien, el padre de la espía, Jack (creo que se llama), es el hombre canoso que está el tercero empezando por la izquierda. Lo interesante es que… ¡¡TAMBIÉN ESTÁ EN EL CPS!! Pero como no sé como se llama, no he podido poner la foto.

Pero vaya, es inconfundible, si alguien lo ve y me dice su nombre, le estaré completamente agradecido.

Y bueno, como parece que el mundo cepesiano está plagado de agentes infiltrados, desvelaremos uno más. Cuentan las malas lenguas que un conocido profesor de LGA (entre otras), estuvo en la CIA también hace unos años, y con unos kilitos de más. Pero estamos investigando todavía.

En fin, seguiremos informando de parecidos razonables cepesianos. Por hoy, es todo cuento puedo ofreceros.

Y ya está 🙂