Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

¿Y si los deseos se cumplieran?

Ayer me acordé de la película «Como Dios», protagonizada por Jim Carrey. Para el que no la haya visto, digamos que durante un tiempo el personaje se convierte en Dios, y tiene todos sus poderes. Como todo Dios que se precie, nuestro amigo escucha las plegarias de la gente, y ha de atenderlas. Así que, para ahorrar tiempo, decide crear un contestador automático que diga «sí» a todo lo que la gente pide.

Así pues, los deseos de toda la gente se ven cumplidos, lo cual trae desastrosas consecuencias.

Y yo, que suelo dedicar tiempo de mi vida a meditar las mayores tonterías que se me ocurren, decidí pararme a pensar durante el camino a casa en lo que pasaría si todos los deseos de la gente se vieran cumplidos. Llegué a conclusiones interesantes:

3 cosas hay en la vida: salud, dinero y amor. O al menos eso decía la canción. Esto implica que:

– Si todo el mundo tiene mucho dinero, es lo mismo que si todo el mundo tiene poco, ya que los precios de las cosas suben, y seguramente en mayor proporción que el aumento de riqueza. Conclusión, mejor dejar las cosas como están.

– Si todo el mundo está sano, mayor felicidad para todo el mundo. Salvo para gente dedicada a la sanidad, que se iría al paro, no veo problemas en cumplir este deseo. El mundo sería más feliz, así que secundo la propuesta.

– Asumiendo la monogamia, más vale que en el mundo estemos personas pares, porque si no, al pobre que le toque quedarse sin nada, menuda faena le hemos hecho. Así que, antes de conceder ese deseo deberíamos comprobar que somos pares, o bien (solución que me gusta, por qué no) fomentar la poligamia para evitar que nadie quede soltero.

Por el bien del mundo, creo que más vale que no todos los deseos de la población se cumplan. Más de uno iba a sufrir mil torturas a la vez (todos menos 6, de hecho, juasjuasjuas). Yo no pude evitar echarme a reír imaginándome que mis deseos sobre «ÉL» se cumplieran:

Verlo por los pasillos vestido de osito amoroso de color rosa, con el pelo teñido de naranja, gritando como un poseso con voz muy aguda, y dando palmas. 

Jojojojojo, yo no soy malo, no deseo males a nadie. Prefiero el humor.

En fin, si algún día veis a alguien «conocido» por los pasillos, en las condiciones citadas, pensad que Dios ha decidido concederme un día de gracia para mí solo.

Con esto, y con la tranquilidad de haber terminado oficialmente el primer cuatrimestre (soy libre otra vez), me despido por hoy. Espero poder ir escribiendo más, que últimamente no ha habido tiempo para casi nada.

Y ya está! 🙂

1

Ojo lo que sueñas

Cosas curiosas.

Ya me había pasado alguna vez, y la verdad es que se te queda una cara de tonto increíble. El otro día, ya de vaciones, soñé que sacaba un 3.6 en electrónica. Me levanté de mala leche, pero pensé: «Bueno, sólo ha sido un sueño». Se lo conté a mi madre, y quedó en eso, en un sueño, que además no era raro ya que el agobio por los exámenes acababa de terminar.

Pues bien, el viernes por la mañana fui al CPS, a ver si habían publicado las notas. Creí que no, porque «sólo» habían pasado DOS SEMANAS desde el examen, y corregir 20 exámenes puede costar (por experiencia) más de un mes. Pero para mi sorpresa, ahí estaban esos papeles, presagio de malas noticias, colgados en la puerta del despacho.

Les eché un ojo, y a diferencia de las del grupo de mañanas, aquí sí que había aprobados, había buenas notas, había hasta una matrícula, y tal. Así que, pensé: «Bueno, la matrícula no es mía, pero aprobado estaré». Busqué mi nombre, lo encontré, busqué al final de esa linea para ver mi nota y… 3.6.

En principio, me acordé de la profesión de las madres de todos los profesores del «departamente maldito». Luego entendí que eso no arreglaba nada, y salí a fumarme un cigarro a la calle.

Ya fumando, apoyado en el coche, me vino todo a la memoria. ¿Qué había soñado? 3.6, sí.

Hay que ver,  si sólo la mitad de las cochinadas que sueño se cumplieran, ahora tendría más músculos que un culturista de esos. Pero no… se tiene que cumplir ESO, parece que voy a casarme con las electrónicas, no hay quien se las quite.

Cosas que pasan, en septiembre nos vemos otra vez. Pero desde luego, que lo hubiera soñado sólo unas noches antes, manda C*J*N*S, la verdad.

En fin, con la satisfacción de que mi verano no puede ser más entretenido (espero que no, vamos), me voy a dormir, que por hoy ya vale.

Y ya está 🙂

0

Prohibido gasear al personal :-)

Tengo premio a la Foto de la Semana.

Realmente tengo esta foto desde verano, pero como se me reventó el móvil no pude pasarla al ordenador. Pero bueno, hoy lo he arreglado y por fin, he podido sacarla de allí. 

Os presento la señal más curiosa que he visto nunca:



Curiosa cuanto menos, ¿no? Y claro, esto me plantea algunas dudas. Por ejemplo, creo que el 99% de las señales se crean cuando hacen falta, es decir, cuando «alguien se la ha pegado ya». El STOP lo pusieron después de que el primer cenutrio se estampara en un cruze. Los «PROHIBIDO IR A MÁS DE…» cuando vieron a un loco a 150 por ciudad, y … ¿ésta? ¿Cuánta gente se tiraba pedos en el bus? ¿Ha habido algún accidente por ello, y de ahí la señal?

En cualquier caso, esta semana el premio es para el autobús de la vuelta del campamento de verano.

Enhorabuena!!

 

Y ya está 🙂

3

Filmixt: descarga directa de películas

Os voy a recomendar una página que me he encontrado, yo ya le estoy sacando partido:

Es una web de descargas directas de películas y series, en distinta calidad (hay en alta definición, en «tamaño CD», calidad «tío que va al cine y lo graba con su movil» y demás). Entras, te registras, y buscas la película que te interese. Vamos, lo de todas, jejej. No hay millones de películas, pero lo bueno es que los enlaces siempre fucionan, parece ser que los están comprobando cada media hora, así que no te pones a bajarte una peli y cuando vas por la mitad te das cuenta de que un enlace no funciona.

Además, siendo que la universidad tiene esta señora conexión a internet… lo voy a flipar. Oye, no todo tendrían que ser disgustos, y ya que los suspensos vienen, al menos hoy tendré un buen rato en la cama, con mis palomitas de maíz.

Os dejo aquí el link, puede que os sea útil.

http://filmixt.com

Y ya está! 🙂

1

Masacre moquil

Lo he presenciado con mis propios ojos: Una persona masacrando mocos como una posesa…

Bien, bien, me explicaré.

Este fin de semana ha sido intensivo con compiladores y ÉL (sí, el laboratorio de programación). Total que hoy, y como no podía ser de otra forma, he acabado en el Cerbuna con Joaquín, he cenado en el London y hemos seguido después con los últimos retoques y repasos al examen y a las memorias que el miércoles habrá que entregar.

Hasta aquí nada raro, nada que llame la atención en la vida de todo universitario que se tercie, en época de exámenes. (Por supuesto, no hablo de los Bolonios, que imagino que siguen con su particular jodienda, repartiendo panfletos DENTRO de la sala de estudio y desconcentrando al personal).

La cosa ha sido cuando de repente, y en plena cena, uno de los cerbunos que han venido a cenar con Joaquín y conmigo, ha reparado en un detalle que hasta entonces había pasado inadvertido. Unas cuantas mesas más allá, había una familia feliz cenando, y de todos ellos, ha habido una joven y recia muchacha más o menos de nuestra edad, que nos ha llamado la atención:

Su actitud era cruel. Llevaba, con sumo disimulo, su dedo meñique al interior de una de sus cavidades nasales. Llegado este punto, lo retorcía, para asegurar que su presa  caía en la trampa, y después lo retiraba con un movimiento implacable. Así, el pobre moco no tenía salida, y acababa enganchado en las redes de nuestra protagonista.

Este acto criminal se ha repetido en numerosas ocasiones, siempre con gran disimulo, cual agente secreto infiltrado en una peligrosa misión de incógnito. Pero, y aquí ha sido lo mejor, la chica no se ha contentado con eso, sino que ha decidido que ya valía de ser disimulada. ¿Qué mas da que medio bar contemple mi afición asesina?, ha debido pensar.

Así que ya, cansada de tanta tontería, ha empezado a meterse el dedo con gran descaro (obviamente, en la nariz, no busquemos 3 pies al gato, que esta vez NO los tiene), y, moco en mano, lo ha mirado directamente a los ojos, y se ha visto la duda en su cara:

– ¿Me lo como? ¿No me lo como? ¿Merece vivir o es como quien pone «detos a deplicadorez»?

Le ha costado decidir, pero ha optado por la solución drástica: ¡¡¡MUERTE AL MOCO!!!

Así que… ALE! ¡¡A la boca!!

Jajajajajajajaj, no he parado de reírme hasta que nos hemos ido del bar. De hecho hemos barajado la posibilidad de comprarle a la pobrecita un bocadillo más, porque ha debido quedarse con hambre. Y eso que los bocadillos del London son bastante generosos. Además hubiera sido bueno para ella (estaba hambrienta), para el resto del bar (menudo ASCO), y, sobre todo, para sus pobres mocos, que estaban sufriendo la más cruel de las exterminaciones.

Sin más nos hemos ido, sin parar de reírnos, y hemos seguido el estudio hasta hace un rato, que he vuelto a casa para terminar con «la tortura».

Así que nada, ya he contado mi experiencia. Necesitaba compartirla con vosotros, porque no todos los días presencias una muerte en persona, y hoy he visto varias. Pobres mocos, pobres sus familias, amigos … No es justo.

Ale, otro día os cuento alguna más, ahora el deber me llama.

Y ya está 🙂

0

Metallica: Nothing else matters

Hacía mucho tiempo que no ponía alguna canción que me gustara.

En este caso, esta es una canción a la que le tengo cierto cariño. A parte de que es buena en sí, es una que me tocó aprender con la guitarra hace igual… pues 7 u 8 años. No llevaba mucho tocando, y mi profesor me la trajo un día. Me costó hasta que conseguí que sonara bien. 

Nothing else matters, de Metallica. Creo que cuando la aprendí tenía ya unos añitos, así que ahora tendrá unos cuantos más, jejejej. Pero las cosas buenas, con el tiempo no empeoran, yo creo que al revés.

Aquí la tenéis, para el goce personal. A mí, la verdad, es que tocarla con una orquesta enorrrrrrme detrás, y mucha gente gritando como posesos algo como «Loiiiiiissss, tío bueno!! Eres mi Diooooos!!!» me parece que tiene que ser un subidón de moral y de adrenalina.

Podéis pasar al minuto 1:40 o así, que es cuando empiezan a tocar.


http://es.youtube.com/watch?v=erPnyi90cIc


Pues nada, a dormir toca, que mañana y pasado han de ser productivos si no quiero que el «enculin» sea historico.

Y ya está 🙂