Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

1

Teorema Loixiano: n+1 intentos

Hoy voy a exponer y demostrar mi nuevo Teorema Loixiano. Mi vida dio un vuelco cuando comprendí esta gran verdad que os voy a exponer a continuación. Veámosla:

«Cuando te limpias el culete en el cuarto de baño, el número de intentos es, como mínimo, uno más que el número de intentos necesarios.»

Dicho esto, vamos a proceder a demostrarlo, y para ello utilizaremos el método de inducción. Sea L el número intentos hasta que sabemos que tenemos el culete limpio, y n el número de intentos necesarios en realidad. Lo que queremos demostrar es que:

L(n) >= n+1

¡Vamos allá!

Para n = 1:

Llevamos a cabo una primera pasada, y vemos que el papel higiénico queda coloreado. El culete está limpio, pero no lo sabemos, así que procedemos a la segunda pasada, tras la cual el papel queda impoluto.

Luego, L(1) = 1+1 >= 2.  OK

Suponemos que para n = k se cumple

Por tanto, L(k) = k+1

Para n = k+1:

L(k+1) = L(k)+1.

Obviamente, si son necesarias k+1 pasadas, haremos una más que si sólo necesitamos k. De modo que como sabemos que L(k) = k+1, llegamos a que:

L(k+1) = L(k)+1 >= (k+1)+1. OK

El teorema, como quería demostrar, es correcto y funcionará SIEMPRE, tengamos diarrea, vayamos «duros», estemos en Zaragoza, en China o incluso Marte, posiblemente.

Como apreciación: ¿Qué significa ese «>=»? Pues que hay quien es incrédulo y no puede creerse que el papel esté blanco, de modo que realiza alguna pasadica más, por si las moscas.

Curioso, ¿verdad? Lo que me parece curioso es que no todo en la vida funciona así. ¿A alguien se le ocurre, teniendo papel de sobras, dejarse el culete a medio limpiar? No, ¿verdad? Y tampoco nos vamos sin limpiarnos por miedo a que quede sucio. Eso ha de escocer bastante, además de oler a truenos.

Dicho esto, mis jóvenes (y no tan jóvenes) padaguanes, mi pequeña moraleja de hoy es que probéis, que arriesguéis, que os equivoquéis y aprendáis de los errores, que no dejéis pasar una oportunidad por miedo a que no salga como esperéis.

Y au! 🙂

…para volar hay que empezar asumiendo riesgos…