0

¡Feliz año 2014!

En estas fechas tan señaladas no quisiera olvidarme de mi tradicional saludo navideño. Este año sólo quiero deciros lo que una vez hace algunos años dije en un brindis:

«Que lo peor de este año sea lo mejor del que viene!»

Aquel día intenté decir en voz alta lo que un sabio del momento me recomendó decir, una frase corta y sencilla, pero con un significado bonito. Por desgracia, los nervios hicieron que deseara lo peor para el nuevo año.

No, no, no… Este año quiero desearos lo mejor, así que no voy a hacer florituras y voy al grano. Simplemente que espero que tengáis el mejor año posible, rodeados de vuestra familia, dinero, salud, comida, pilinguis y «pon_aqui_lo_que_te_apetezca».

Os dejo un video de Juancar deseando a todos unas buenas fiestas.

http://www.youtube.com/watch?v=h4c-u-Yty5k

Ahora tengo que irme a Monreal, así que no me entretengo, pero para otro día os cuento un poco mis propósitos para año nuevo. Os adelanto uno, que es volver a escribir con frecuencia para que vuestras vidas sean mejores.

Pues hasta aquí mi felicitación de hoy.

Y au!

 

0

Dexter, otra serie mutilada

Pues ya estoy de vuelta, quería escribir un poco sobre mi reciente viaje a Tailandia, poner unas fotillos y daros envidia, pero me he indignado tanto con el final de Dexter que tenía que escribir sobre esto.

 

Por si alguien tiene interés en verlo no voy a destripar detalles que os fastidien la intriga, pero sí os diré que he visto pocos finales tan sosos y feos en mi vida. Así pues, los productores se llevan hoy el archiconocido premio a La foto de la semana.

Hace unos años, el final de El comisario me pareció bastante flojillo, pero pensé «Bueno, podría haber sido peor». Un tiempo después vi Los hombres de Paco, serie de la que fui fiel seguidor hasta el final. Cómo acabó no tuvo nombre, seguí viéndola para quedarme con la satisfacción de haber estado hasta el final, pero manda cojones cómo me mataron la serie. De El barco mejor ni hablar, y discutible el final de temporada de The Following, aunque ese no estuvo mal del todo.

Pero Dexter… eso ha sido increíble. Después de 8 años de emisión la serie merecía (y los aficionados también) un final glorioso, que dejara a la gente satisfecha. Y no hablo de un final feliz, tampoco hace falta que todo sea bonito, pero al menos que el espectador diga «pues bien, hasta aquí hemos llegado y me ha sido la p*lla».

Definitivamente no entiendo que manía tienen los productores de alargar una serie hasta el infinito (sencillo, dinero) para luego j*der a la población con un final de pena. Si alargas por lo menos dejanos contentos, ¿o qué?

Ale, pues ya he cebolletao un poco y me he quedado como dios. A ver si otro día tengo ganas y os pongo unas fotos viajeras.

Y au!  🙂

PS: Pues parezco majo, sí

0

Anda a cascala! cumple seis añitos

Esta vez escribo con casi una semana de retraso, pero durante el Pilar tuve visitas, fútbol y ya después dediqué varias tardes a preparar mi viaje a Tailandia, la semana que viene. Así que without wanting or drinking, fijáos si he tardado en escribir.

Resumiendo …

¡ESTAMOS DE CUMPLEAÑOS!

Hace hoy seis años (y 6 días) que me decidí a abrir el blog a modo de diario. Me gustaba mucho la idea de escribir mis chorradas para desahogarme, contar curiosidades, enseñar vídeos que hicieran reír a los que me visitaran…

Mucho ha llovido desde entonces, me fui de Erasmus, terminé la carrera, empecé a trabajar y hasta me he echado compañera de piso. Con tantas tareas que antes se hacían solas mágicamente (limpiar, ordenar, comprar, poner lavadoras, cocinar …) casi no me queda tiempo para escribir aquí, pero las ocasiones especiales como ésta bien merecen un ratico de mi tiempo.

Os dejo un video para que os echéis unos bailes a mi salud y a la de mi blog. Es toda una delicia musical, un temazo que está haciendo temblar los cimientos de estadios de fútbol, teatros y salas de conciertos de todo el mundo.

 

 

Sin más,  me despido hasta próximas entregas.

Y au! 😛

PS: Una semana … 

0

Niño majo y otros personajes

Ayer estaba en casa con mi bella compañera de piso y su amiga e inquilina durante unos días y nos dio por ver videos en Youtube. De alguna forma que ahora mismo no recuerdo, llegamos hasta éste.

El niño del principio me parece hasta simpático pero los personajes de después son increíbles.  Si os aburrís como yo echadle un vistazo, no tiene desperdicio.

Sin más, me voy a ver si ceno, hemos pedido comida del chino :-D. Que disfrutéis el vídeo.

 

http://www.youtube.com/watch?v=zvs6FM53F1U

 

Otro día os enseñaré los videos de la mujer más delgada del mundo.

Y au! 😛

PS:  Drogas tunning para el avión 🙂

0

Chivi: QTFMP

Mi conocidamente inacabable caballerosidad me prohibe hablar de la letra de esta canción, pero me estuve partiendo el boton (así lo diría la Bottle) un buen rato. Así que sin más dilación, os dejo esta perla que mi querido ídolo de masas ha colgado en Youtube.

http://www.youtube.com/watch?v=_-tB_I2kV3I

Lo mejor de todo es imaginar que conoces a alguien que se llama María Pilar (Mari, Mariapi, Maripili o sucedáneos). Mi casera así se llama, lo cual acrecentó mis carcajadas y las de mi bella compañera de piso.

Hasta aquí mi aparición de hoy. Otro día volveré a iluminar vuestras vidas.

Y au! 🙂

PS: Dame un valium y vámonos al boton of the worl!

4

Cómo conocí la receta del mojito de sidra

Chicos, julio de 2013 fue un gran mes… Os cuento:

Para poder poneros en situación, debéis saber lo siguiente…

En junio de 2011, justo cuando yo volví de Rivendel, la bella doctora se fue a estudiar a Oviedo. Después de mi Erasmus todavía quedaban 7 meses más de distancia, aunque esta vez en el mismo país, que algo era algo.

En el tiempo que estuvo fuera, me tocó ir a visitarla 3 veces. Cada una de ellas fui al bar El Duende, en la zona de marcha. Allí servían mojito de sidra, copa que me recomendó el Hijo de Boston y que me enamoró desde el primer sorbo que probé.

Volviendo a 2013 …

En julio de 2013 volví con mis padres a Oviedo. Hicimos uno de nuestros tradicionales viajes familiares a los que yo no solía faltar. Y como era de esperar fui al bar a por otro mojito. Peeeero… el camarero me explicó que ya no lo hacían, la gente no debía pedirlo mucho. ¡Qué desilusión! Me fui del bar, pero pocos metros más adelante pensé que era buena idea volver para decirle que me diera la receta.

En ese tiempo él había salido también a buscarme, y me dijo que tenía sidra, que podía hacerme uno aunque ya no lo tuvieran en la carta. Le pregunté si podía contarme cómo se hacía y me dijo que le parecía bien,  que volviera más tarde (fui antes de que abrieran) y haríamos unos allí.

Dicho y hecho, a la media hora volvimos y nos enseñó paso a paso cómo prepararlo. Nos hizo uno a mi padre y otro a mí, y me dejó ser mi conejillo de indias y que le preparara uno para practicar. Como curiosidad… no, aquel no me salió bien.

Estuvimos un ratico hablando con él y nos fuimos al hotel. Desde aquí, y por si acaso lo lee, un abrazo para él y mis más sinceros agradecimientos por el trato que me dio. Si vais por Oviedo, pasad a saludarle y le dais recuerdos míos, se acordará.

Bar El Duende: Calle Mon, no me acuerdo del número 🙂

Pues esa, pequeños padaguanes, es la historia de cómo conocí la receta del mojito de sidra. Hoy he decidido probar a hacerla en casa y he de decir que ha sido un éxito, os dejo la foto para que veáis que no os timo. Esta foto recibe hoy el prestigioso «gallardón» de la Foto de la Semana.

 

Mojito de sidra

 

Sólo un pequeño comentario. Si alguna vez preparáis mojito, aseguraos de dejar hueco para el hielo picado, o tendréis que ir echando hielo y bebiendo para hacer hueco. Si no tenéis cuidado, acabaréis como yo estoy ahora 😀

Pues hasta aquí mi historia de hoy, otro día os cuento más cosas.

Y au!

PS: Así no hay quien vaya a correr 😀