0

¿Qué significa virgen?

Este video me lo pasó la bella doctora hace bastantes meses y con él estuve un buen rato riéndome sin parar. La situación me parece sencillamente genial!

En él veréis a una niñita adorable que pregunta a su madre qué significa la palabra virgen. La madre hace lo imposible por explicar a la hija. Echadle un ojo, es entretenido.

Sin más, ahora toca ir a dormir, que mañana hay que rendir.

Y au! 🙂

PS: Gracias pizzero, te debo la vida, LITERALMENTE

0

Mis felices 26

Pues ya estamos aquí otro año más. Aunque este año se me ha ido un poco de padre, en lugar de escribir el día 2 que es mi cumpleaños, escribo el 6. Y es que cada vez me da más pereza escribir, además de que hay más y  más cosas que hacer.

En esta ocasión la novedad es que ya no vivo en casa de mis padres, y eso ha hecho (eso y algunas otras cosas que no voy a nombrar aquí) de mi vigésimo sexto cumpleaños un día muy especial.

La celebración empezó ya el día 1 con una cena acompañado por la bella doctora, mi actual compañera de piso. Cena, vino, regalos varios y a dormir. Hubiera sido la noche perfecta si al día siguiente no hubiera tenido que trabajar, pero no se puede pedir todo en esta vida. Bueno, pedir sí, lo que no se puede es tener.

A la oficina llevé pastisorias, que son una de mis últimas aficiones dulces. Son unos pasteles mágicos que alegran las mañanas a cualquiera. Los hay recubiertos de chocolate y de azucar glass (se escribe así?). Como me cuesta decidirme, lo mejor es no decidir y comprar de los dos, ¿o qué?

Y ya por la tarde hicimos una merienda-cena en mi piso, a la que invitamos a padres, tíos, hermano, cuñada y a la pequeña Hobbit a la que, por cierto, no os he presentado en sociedad: Mi sobrinilla. En esta cena nos pusimos hasta arriba de comer variadamente. Me cantaron el cumpleaños feliz, soplé las velas y vimos un pagüerpoint que le hicieron a mi padre por su jubilación.

De regalos… fue bien 😀 Unas camisas majas, una tostadora que nos faltaba, algo de dinerillo que nunca viene mal, un soporte para guitarra, un libro de recetas y un vale por un SPA.

Resumen del día: VICIO, VICIO y más VICIO. Vicio por doquier, vicio para cenar, para desayunar, almorzar, comer y volver a cenar. Y la verdad, fue estupendo juntarme con la familia.

Otro día tocará juntarme con los amigos y seguir celebrando, pero eso ya es otro capítulo.

Y au 🙂

PS: Pensaré algo para el 20 de diciembre a las 23:58. 

0

Campaña por la naturalidad

¡Esta entrada va a ser breve!

Por alguna razón, hoy he acabado buscando en Google una palabra que esporádicamente sale de mi boca, y el primer resultado que he encontrado es éste:

http://www.soho.com.co/mujeres/multimedia/10-mujeres-muestran-tetas-naturales/23071

Ante ese título he tenido curiosidad de verlo, claro. ¡Y oye! Es un video bastante sanete, simpático. Así que desde Anda a Cascala! quería animar encarecidamente a todas las mozas de mundo mundial a seguir el ejemplo de estas 10.

Con esto y un bizcocho, a dormir que mañana hay que rendir!

Y au! 😀

PS: Presentación clinclin … A ver cómo te levantas!

Categorías Publicado en: Internet Etiquetas Sin etiquetas
0

¡A cascala! La gran explicación

Hace tiempo leí a Pérez-Reverte  hablando sobre todas las acepciones de la palabra cojones. Realmente manda cojones la ocurrencia que tuvo este señor cuando lo escribió. ¿Cómo se le ocurriría? Os dejo el texto que me arrancó risas durante un buen rato.

Cojones (por Arturo Pérez-Reverte)

Os dejo también un video con el que tampoco he podido parar de reírme, en el que se le enseña a un amigable extraterrestre la gran variedad de significados de la palabra cascar.

Por cierto, que viene que «ni pintao» para mi blog, ¡Anda a cascala!

Mis gracias a mi tío Fran por enviarme el enlace 🙂

Y au!

PS: Pronto echaremos unos bailes en el salón, acompañados de mojito de sidra.

 

 

0

A la salud de los políticos

Hoy sólo quiero echarme unas risas a la salud de los políticos, gente que reciben nuestro voto un día y pueden hacer y deshacer a su voluntad durante los años siguientes.

Seguro que si me pongo a buscar sacaré chorradas sobre todos los partidos políticos, pero no es mi intención ponerme a discutir sobre política aquí. Sólo quiero poner unos cuantos videos que me han arrancado alguna que otra carcajada.

Veamos primero a «La Cospedal», lo divertido de este video es que no llegué a saber de qué co*o habla. Desde luego se le ve bastante «suelta» en su discurso, sí. Seguro que cuando llegó a casa quería pegarse un tiro:

Éste otro de de «La Kirsner», que con su sensual acento argentino nos deja perlas como la que sigue:

https://www.youtube.com/watch?v=fla8rFnVun4

Por último, el que más me gusta. Si mi profesora de Matemática Discreta escuchara esto, se llevaría las manos a la cabeza:

«Todo lo que figura no es cierto, salvo algunas cosas que han salido en los medios. O lo que es lo mismo, todo es total y absolutamente falso».

Os dejo con este también que, aunque no es real, me ha tenido riéndome mucho rato:

Miedo me da pensar que esta gente dirige países… será que por eso nos va como nos va.

Ale, otro día os cuento cosillas, novedades tendré.

Y au! 😀

 

 

0

El sueño del jardinero

El jardinero era la clave… hoy lo he descubierto.

Llevo mucho tiempo sin contaros un sueño raro que haya tenido. Hoy he tenido uno que debía ser secuela de otro que tuve hace tiempo, porque ya me sabía los truquillos. Os cuento la historia …

Ponemos cursiva para dar un toque místico:

He aparecido en una especie de explanada enorme de césped rodeada de muros, era como una cárcel. Pero no era una cárcel, todos los reclusos íbamos vestidos de blanco y no de naranja butanero como en las películas. Además, en el patio había corros de gente donde algunos empleados daban charlas de lo más religiosas que he visto en mi vida. Que si iremos al infierno si hacemos no se qué, que si nuestro señor no se cuál… ¿Sería un psiquiátrico?

Todos los reclusos estábamos medicados para que fuéramos dóciles. Yo recordaba del sueño anterior que me daban 5 pastillas diarias, así cuando me han dado la medicación me las he apañado para tomarme sólo una. Así he conseguido estar «medio pito» para pensar en el siguiente reto.

Tenía que salir de allí, así que he ido a una empleada para decirle que quería irme. No me sonaba que me hubiera puesto pegas la otra vez, pero por si acaso le he dicho que mi madre estaba muy enferma, y que si se moría sin estar yo con ella no me lo iba a perdonar. La señora, muy amable y comprensiva, me ha dicho lo siguiente:

– Claro, no hay problema, ve a hablar con el jardinero, es quien tiene las llaves de la puerta. 

Y ha señalado a un señor joven vestido con vaqueros azules y camisa de cuadros, que iba andando con un cubo en la mano a lo lejos.

Entre él y yo había 3 paredes de cristal con puerta (como si fueran pasillos intermedios, de varios metros de ancho) que había que atravesar. Y todo antes de que él llegara a un pasillo largo y desapareciera de mi vista. 

El sueño que había tenido anteriormente acababa cuando yo intentaba cruzar la primera puerta, no había forma de abrirla. Pero esta vez, la cosa ha cambiado porque me sabía el truco de esta prueba: la empleada.

He metido rápidamente la mano en el bolso de la amable señora y he extraído un manojo de llaves. Con eso he podido abrir la primera puerta y salir corriendo hacia la segunda pared de cristal. El jardinero seguía avanzando.

He repetido la operación con las otras dos puertas, utilizando para abrirlas la misma llave. Por alguna razón sabía qué llave era, igual no era la segunda vez que lo soñaba, quién sabe.

Y al final he llegado hasta el jardinero, que iba fumándose un cigarrillo e ignorando mis gritos desde lo lejos.

Esta ha sido mi última traba. Resulta que él me ha dicho que era un «alumno» también. Que a él también le habían dicho que si alguna vez quería irse hablara con el jardinero. Ha abierto la puerta de su habitación, que era blanca como la pared del pasillo largo que os comentaba. De hecho, la puerta se confundía con la pared, si no llega a abrirla no hubiera sabido ni que estaba allí.

Se ha metido en su habitación ha cerrado la puerta y me ha dejado con toda la intriga.

Quitamos la cursiva, ya no hace falta 😀

Ahí ha acabado mi sueño, porque mi padre ha venido a despertarme. Queda pendiente enterarme quién es el jardinero y por qué hay que pedirle las llaves a él. También por qué nos dicen a todos lo mismo, y quién dirige ese lugar. Cuando me entere os lo cuento.

Es curioso cómo nuestra mente inventa estupideces máximas, y como se pueden enlazar los sueños una y otra vez.

En fin… otro día más, ahora a preparar maletas que me voy de viaje unos días.

Y au! 🙂

PS: Un par de semanas y veremos qué tal se me da planchar …