2

Poco loco… lloremos

Hace bastante tiempo que no pongo un video, alguna musiquilla o algo de eso, así que hoy voy a darme el gusto y os voy a dejar algo inédito.

Siempre me ha hecho mucha gracia que la gente se emocione viendo películas hasta el punto de que acaben soltando alguna lagrimilla. Pero, bien pensado, esa gente es en realidad afortunada pues disfruta del cine a un nivel más profundo. Al fin y al cabo una de las funciones del arte, además de permitir al autor expresar sus pensamientos, emociones o simplemente su visión del mundo, es provocar en el espectador algún tipo de reacción (calma, tensión, miedo, risa…).

Pues bien, a día de hoy, y con mis 33 años, puedo decir que por fin encontré una película capaz de emocionarme hasta hacerme llorar. Es de dibujos, tal vez para niños, pero me ha hecho descubrir esa faceta del cine que yo desconocía. Así que… merece tener su huequecito en mi blog:

No sé, tal vez el hecho de que mi abuelo estuviera bastante malico cuando la vi por primera vez contribuyó. Igual me dio esperanza de encontrarme con él y que me enseñara a hacer nudos de corbata después de comer una tajadica o unos huevos fritos con patatas. Sea como sea, misión cumplida :-D.

En fin, ahora toca dormir.

Y au!

PS: Mañana tomate y espero que morro de mi tío!