0

TIMO: RESTAURANTE PUERTA DE ATOCHA

Hoy voy a contaros una experiencia que hemos tenido en un bar al lado de la estación de atocha. Recomiendo ENCARECIDAMENTE no ir, son unos estafadores y se ríen en la cara de los clientes. Está en la calle Tortosa, 10, junto a la estación de Atocha y la puerta es tal que así:

Arrocería Puerta de Atocha. Puerta

Cansados de que te cobren un pastón por una CocaCola o un café dentro de la estación hemos decidido ir a los alrededores para ver si podíamos encontrar mejores precios o, como mínimo, buena calidad aunque fuera pagando lo mismo. Hemos cruzado la acera y hemos visto este cartel:

Menu del Timo de Atocha
Menús

Aparentemente, un pincho de tortilla, un café y un zumo nos iban a costar 3.5 euros así que después de 2 semanas de viaje de novios en Tanzania hemos pensado que era buena idea reponer fuerzas antes de nuestro último AVE de vuelta a casa.

Mi señora ha pedido, exactamente lo que ponía en el cartel: dos cafés con leche, pinchos y zumos.

El camarero ha traído las tortillas y los cafés y le hemos tenido que recordar los zumos. Hasta aquí ningún problema. La tortilla estaba un poco sosa y seca pero el resto estaba bien. De hecho, estábamos a gusto así que después, como me apetecía otro café, he pedido uno con leche más. La sorpresa ha venido cuando hemos visto la cuenta: 19,20 euros, aquí la captura:

Sorpresa en la cuenta

La excusa: Hemos «pedido por separado». Parece ser que como se le ha «olvidado» poner el zumo y se lo hemos recordado, él ha pensado que no estábamos pidiendo el menú y nos ha cobrado todo por separado.

Al hablarlo con él, ha dicho que no era su problema si habíamos pedido mal. A todo esto, a un chaval que estaba al lado le han intentado cobrar 4 euros por un zumo con un malentendido similar. Él se ha ido sin pagar.

Y a partir de entonces, ha pasado todo esto:

  • Si queréis hablar con el encargado, habláis con él, a mí me da igual
  • OK, dame el número
  • No, si quieres ven a partir de las 12 que vendrá él
  • OK, dame entonces la hoja de reclamaciones
  • No, no tengo por qué, tú no tienes autoridad para pedírmelas
  • Sí, es un derecho del consumidor
  • No, no te las voy a dar, llama a la policía si quieres
  • OK, he tenido que llamar a la policía local

A los 20 minutos ha llegado la policía y a ellos les han dicho que las hojas de reclamaciones las tenía el encargado, que estaba llegando pero había atasco (mentira). Luego han dicho que el encargado llegaría pronto puesto que vivía al lado (mentira, además contradice lo anterior).

A regañadientes han sacado 1 hoja de reclamaciones. El amable agente de policía le ha dicho que me tenía que entregar 3 copias en vez de 1. A regañadientes de nuevo, ha sacado 2 hojas más, pero sin carboncillo de autocopia, para forzarnos a rellenar a mano los 3 papeles. Por suerte teníamos tiempo para sortear todas sus tretas.

Ha llegado el encargado, quien también se hacía el remolón a la hora de rellenar su parte, poner el sello y firmar. Ha puesto excusas como que los camareros eran unos novatos. Intentaban a toda costa que desistiéramos en el intento por no perder nuestro tren. Mientras tanto, los empleados se reían detrás de los policías.

Finalmente hemos puesto la reclamación y tenemos nuestras dos copias, una para nosotros y otra para enviar a consumo.

Reclamación rellena

Por si os ocurre, ellos piensan que no la vas a poner porque vives fuera pero puede hacerse telemáticamente a través de este enlace.

Ha sido esperpéntico, en el mismo minuto hemos visto 2 estafas. Hemos avisado a todos los clientes para que supieran a qué atenerse y también a varios potenciales en la calle (han podido ver a la policía interviniendo) que han decidido irse a otro sitio.

Resumiendo:

NO OS DEJÉIS ENGAÑAR:

  • Camareros maleducados. Hemos visto como incluso insultaban al otro cliente.
  • Jefe resbaladizo y esquivo
  • Estafan a muchísima gente, no tenéis más que verlo en las reseñas:
  • Aprovechan que la gente va con prisa a coger el AVE para que no nos podamos quejar
  • Mienten a la policía mientras se ríen por detrás
  • Dificultan al máximo el proceso de poner la reclamación
  • Tiene pinta de que el encargado (dueño, jefe?) está al tanto pero si consiguen timar a 8 de cada 10 clientes no le supone un problema.

Pero, afortunadamente:

  • La policía acude rápidamente
  • Si el encargado se pone tonto ayudan amenazando con poner la denuncia ellos mismos
  • Las redes sociales y demás sistemas pueden ayudar al resto
  • Se puede poner la reclamación telemáticamente. ¿Se conseguirá algo? Probablemente no, pero ahí queda

Quemarles el local me parece un poco incívico y podría causarme problemas así que me voy a dedicar a lo único que puedo:

  • Escribir esta entrada
  • Crear acceso rápido por si la queréis compartir: timopuertadeatocha.tk
  • Reseña en Google, TripAdvisor, El Tenedor y otras con enlace a esta entrada para más información
  • Enviar reclamación a consumo
  • Contacto al restaurante para decirles que estoy muy triste con cómo me han tratado :D.

Espero que a alguien le ayude.

Y au 🙂

PS: leer un libro en la playa, dormir o patalear en un bar puede ser un placer si lo haces en buena compañía.

Categorías Publicado en: General Etiquetas Sin etiquetas