Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

Guitarrista «tecnotunin»

No me gusta la música «tecnotunin», nombre genérico para llamar a ese tipo de ruido que suelen poner en garitos que detesto. Pero este fin de semana me he encontrado a este simpático señor con gorro de chino cudeiro y me parece que es digno de ver, así que os lo pongo para vuestro deleite.

Qué cosas tiene tener tiempo libre, me he pegado el fin de semana viendo vídeos chorras diversos, haciendo el «friki», programando, viendo películas malas, durmiendo y comiendo bien. No os voy a poner fotos de lo demás porque tampoco merece la pena, pero al menos tenéis este pequeño lujo.

Sin más, otro día os cuento más cosas 🙂

PS: Pues una carrera que va!

0

¿Machismo de unos o estupidez de otros?

No voy a enredarme mucho. Primero me gustaría que leyerais el siguiente párrafo:

En la licencia de 16 horas al año para la asistencia sanitaria de cabecera del propio trabajador o la propia trabajadora se incluirá, asimismo, el acompañamiento de hijos o hijas menores, hijos o hijas con discapacidad, y padres o madres que no puedan valerse por sí mismos/as, a facultativo o facultativa de cabecera o especialista, debidamente justificado.»

Esto me lo encontré el otro día cuando tuve que consultar un convenio colectivo para resolver una duda laboral. Tuve que leerlo varias veces porque con tanta expresión progre, moderna, feminista enfermizo o como queráis llamarlo no pude entender el párrafo la primera vez. Entonces decidí eliminar parafernalia inútil y me quedé con esto:

En la licencia de 16 horas al año para la asistencia sanitaria de cabecera del propio trabajador se incluirá, asimismo, el acompañamiento de hijos menores o con discapacidad, y padres no puedan valerse por sí mismos, a facultativo de cabecera o especialista, debidamente justificado.»

Esto sí se entiende algo mejor, así que os voy a poner lo que yo entiendo de este segundo párrafo modificado:

Hay 16 horas al año que se pueden usar para ir al médico y también para acompañar a tus hijos (descendientes con colita, chorrete o ambos), menores (por debajo de 18 años) o con discapacidad (física o psíquica) y padres (tus fabricantes o bien las personas que adoptaron, sean hombres, mujeres o hermafroditas) que no puedan ir por sí mismos al médico (que puede llamarse Pepe o María). Este acompañamiento tiene que estar debidamente justificado.

No me cansaré nunca de repetirlo, en español los plurales se hacen con en prefijo «os» y pueden emplearse para incluir individuos de ambos géneros sin tratarse por ello de una ofensa machista. También es frecuente, y para que el mensaje sea más claro utilizar el género masculino a modo de «género neutro», en el que no quieres especificar claramente el género concreto. Si a las feminazis os preocupa, podemos utilizar el prefijo «as» u otro que me gusta más «tetaculopis» para indicar que ambos géneros están presentes. Por ejemplo:

– Profesortetaculopis

– Trabajadortetaculopis

– Follamigtetaculopis

¡¡Todteteculopis junttetaculopis!!

No me parece normal emborronar innecesariamente un documento para contentar a gente obsesionada. No me parece normal que una frase acabe con «trabajadores y trabajadoras» y empiece por «Además, cuando un trabajador o una trabajadora» (que también lo he visto), porque se pierde el hilo del mensaje y se dificulta su comprensión.

En ese documento he buscado la palabra trabajadoras y la he encontrado 91 veces, siempre detrás de «trabajadores y». No he querido buscar otras palabras como hija, empleada, facultativa, ingeniera, médica, y demás en femenino porque seguro que me iba a poner de mala leche al ver como se podría haber escrito lo mismo con la mitad de palabras.

Bueno amigos, amigas, amig@s, amigarrobas, amigues o y amigtetaculopis. Pensad sobre esto 🙂

Y au!

PS: Te voy a despertar y ya verás que ternera más cojonuda 🙂

 

 

 

 

 

0

¡Feliz 2015!

Pues eso, mis queridos hobbits que me leéis. Feliz año nuevo, os deseo bla bla bla bla bla bla bla.

Para este año tengo también mis buenos propósitos, pero no voy a comentarlos por si acaso no los cumplo, no quisiera que vierais a vuestro grandioso ídolo de masas fallando en sus intentos. Así que… si alguno de ellos se cumple os lo contaré en 2016, un día como hoy.

Lo que sí os voy a dejar son algunos deseos que tengo para este año, que no dependen de mí pero esperaría que se vieran cumplidos.

– La salida del actual gobierno

– Solucionar problema independentista del este de Aragón mediante la expulsión

– Obligar a las regiones del este de Aragón a reconocer la manipulación de la historia que llevan a cabo

– Ascenso a primera división del Real Zaragoza

– Y los típicos: salud, dinero y trabajo para todos (pero esos son más complicados por mucho que yo los desee)

Como tanto mis grandes propósitos como mis deseos tardarán en verse cumplidos, os dejo un vídeo para amenizar la espera.

 

 

Pues ale, otro día os cuento cosillas 🙂

Y au!

PS: Mañaaaa

0

La del pizzero escalador

Hace que no os cuento alguna anéctota chorrona. Ésta que os voy a contar ocurrió hace unos dos años, y llevaba idea de contarla pero fue pasando el tiempo y quedó en el tintero. El caso es que este fin de semana pasado fui a Huesca con la bella doctora y salió el tema en el bar. Os cuento, no tiene desperdicio.

El caso es que la bella doctora vivía enfrente de un Dominos Pizza (o como se escriba). Pues bien, un día estábamos en su casa y nos apetecía algo de cenar, pero la vagancia nos pudo y pensamos: ¿Por qué no pedir una pizza?

Dicho y hecho, cogimos el teléfono, llamamos al Dominos y encargamos una de nuestras pizzas preferidas. Todo era felicidad, nos la traían a casa, no había que fregar, todo iba bien. Sólo teníamos que esperar media hora y TACHAAAN!!

Por otra parte, estábamos haciendo el bien por la población mundial. Porque veamos, un repartidor tendría que venir sin utilizar la moto y sin jugarse la vida, sólo tenía que cruzar el paso de cebra y llamar al timbre. Seguro que se puso super contento (qué ñoño queda eso) y cuando preguntaron quién llevaba la pizza levantó la mano todo entusiasmado.

Por fin pasó la media hora y sonó el portero automático. Fui hacia el telefonillo y recordé un pequeño detalle que había olvidado por completo:

– El ascensor estaba roto cuando llegué… seguramente no lo habrían arreglado.

Y pensaréis… bueno, tampoco es para tanto. Y no, no sería para tanto si no fuera porque hay un pequeño detalle que no os he contado:

– Estábamos en un sexto piso.

Pues efectivamente, el pizzero se chupó los 6 pisos andando para traernos una pizza a la acera de enfrente. Tampoco llevábamos suelto para dejarle propina, así que lo único que ganó es quemar calorías y mejorar su culete a base de ejercicio saludable. Cuando sonó el timbre del piso, la conversación fue esta:

– Hola, aquí tiene su pizza (pizzero jadeante).

– Ajá, muchas gracias, ¿cuánto es?

– Son xxx euros. Por cierto, ¿sabe que tienen el ascensor estropeado?

– ¿Ah sí? Vaya, no tenía ni idea. Que pase un buen día, gracias.

PUM. Puerta cerrada…

La bella doctora no quiso ni acercarse a la puerta, prefirió quedarse en el salón partiéndose el c*lo mientras yo pasaba el mal rato con Don Pizzas. Desde aquí un cariñoso abrazo para él, aquel día nos hizo muy felices dándonos de cenar.

Pues nada, hasta aquí la historia del Pizzero Escalador, otro día os cuento más cosillas interesantes.

Y au! 🙂

PS: Buena guardia, y cuenta atrás para Oporto!!

0

Guitarras Tokai en Dorian Guitars

Pues otro día más vamos a hacer un pequeño análisis, esta vez relacionado con el mundo de la música, y más concretamente con las guitarras eléctricas.

No sé si lo sabéis, pero yo hace bastantes años tocaba la guitarra. Empecé con mi hermano a los 8 años y nos sirvió para hacer alguna actividad que nos hiciera llevarnos bien. Gracias a eso dejamos de discutir como por arte de magia. Con el paso de los años fui teniendo menos tiempo para dedicarle hasta que finalmente lo dejé, y a día de hoy sólo toco cuando estoy de fiesta para hacer el moñas, pero nada más.

A pesar de eso, sigo teniendo una guitara en casa y no descarto comprarme una en un futuro e intentar retomarlo.

Hoy me ha dado por mirar un poco qué hay por ahí, qué variedades, qué precios y demás. He encontrado una marca japonesa (Tokai) que tiene muy buenos comentarios por todo internet, he mirado en foros y distintas webs y la gente parece que está encantada. La verdad es que de guitarras eléctricas no ando muy puesto, yo tocaba la española, pero al ver las opiniones de la gente me ha dado por buscar webs donde las vendieran.

Para ello, lo de siempre… El tío google. No he hecho más que poner «tokai guitars» y me ha salido muchísima información. Después de un ratillo «gugleando» he encontrado Dorian Guitars, una tienda especializada en guitarras eléctricas que vende esta marca entre las muchísimas que ofrece.

Guitarras Tokai tienen bastantes y de un amplio abanico de precios, desde los 300 eurillos en adelante, hasta unos 1300 o así. He preguntado a un par de amigos que tocan la guitarra eléctrica (os recuerdo que yo tocaba la española y la mía costó 10.000 pesetas de hace casi 20 años :D) y me han dicho que son precios bastante razonables. Además parecen bien acabadas y de una calidad más que decente, por lo que me comentan los gurús.

La web es bastante sencilla de entender y manejar. Entras allí, tienes tu menú a la izquierda para seleccionar la marca que te interese y ya te salen las guitarras para que eches un vistazo. Puedes ver los detalles de la que te guste, añadirla al carrito de la compra y pasar por caja. Tiene una opción que personalmente me ha gustado mucho y que no en todos sitios está disponible: la comparación de productos. Así si tienes dudas puedes compararlas para ver las diferencias de un plumazo.

Se puede pagar con tarjeta de crédito o por Paypal, algo muy cómodo para quien no quiera andar dando los números de tarjeta por ahí.

Imagino que os quedarán dudas… pues no, no me preguntéis a mí, entrad a la web, echad un vistazo y preguntad allí que seguro que os informan estupendamente. Yo sólo quería dar unas «pinceladas» para gente como yo, que pueda interesarle tener un sitio por donde empezar a mirar.

Otro día os cuento más cosillas, pero ahora me toca dormir.

Hasta la próxima!

🙂

0

WikiGato: Todo sobre estos bichillos

No sé si alguna vez lo he comentado, pero mis dos animales preferidos son la rana y el gato. Las ranas siempre he han hecho gracia porque son blandas y están frescas, además de que son verdosas, y el color verde es mi preferido. Lo malo que tienen es que, muy a mi pesar, no creo que llegue a tener nunca una rana (se llamaría Gustavo, claro) como mascota, a la que pudiera pasear, acariciar y demás.

Los gatos ya son otra historia. Me encanta que sean cariñosos, que levanten el culete cuando acaricias su lomo, que sepan donde tiene que acudir cuando tienen que hacer sus necesidades y no exigen tanto sacrificio como un perro, creo. Algún día tendré uno, se llamará señor y será un siamés:

 

Señor

 

Pues bien, buscando información sobre estos animalillos me he topado con WikiGato, una web que ofrece todo tipo de información, como qué razas hay, como cuidarlos, posibles enfermedades y demás. ¿Qué buscaba exactamente cuando he acabado allí? Pues veréis, estaba tumbado en el sofá y se me ha venido a la mente que en muchos sitios hay un bar o restaurante que se llama «El gato negro», «Le chat noir» y otras traducciones. ¿Qué tendrán los gatos negros para que por un lado se les tenga miedo y por otro se les abra bares?

Vale de charla…. vamos a ver la web.

Al entrar en la web lo primero que te encuentras es un conjunto de enlaces a las diferentes secciones. Si no se trata de un blog (como es Anda a Cascala!) no me gusta que en las portadas de las webs me aturullen con texto y texto. Lo que a mí me parece lo lógico, y así lo hace esta web es tener imágenes descriptivas, títulos y enlaces a las secciones y, si acaso, en el lateral, el tradicional menú que nos acompañará durante toda nuestra visita a la web.

En el menú lateral tenéis enlaces a las categorías, los últimas novedades y un buscador por si hace falta. Haciendo click en cualquier sección se muestran sus artículos uno debajo de otro y con un resumen de su texto para que si quieres vayas a verlos a pantalla completa. En cada página tienes botones para compartir el artículo en las redes sociales y hacer «Me gusta»s.

Sobre el contenido poco más os puedo decir, me parece que está bien organizado y desde luego si os gustan los gatos pasaréis un rato entretenido. Lo mejor es que le echéis un vistazo por vosotros mismos.

En cuanto al diseño: Veo muchas páginas que creo que no tienen los colores bien elegidos. Si no utilizas los correctos el lector desvía inconscientemente la atención donde no debe. A mí me gustan las páginas sin demasiados colorines donde el texto principal esté siempre en claro, textos no demasiado largos e imágenes descriptivas. Esta web me parece razonable. Además la web es «responsive», adapta su diseño al dispositivo que usemos. Con el auge de los móviles, tables y otros pingos toda web que no quiera perder clientela tiene que ser así.

A modo de crítica constructiva diré que hay una cosa que personalmente no me ha convencido mucho aunque, como todo, es cuestión de gustos. La caja que muestra los artículos relacionados (en la sección de razas, por ejemplo) ocupa todo el ancho de la zona de contenido, y se me hace un poco recargado. Tal vez la haría más estrecha y añadiría algo de texto.

Pues hasta aquí mi análisis, otro día os cuento más cosas.

Y au! 🙂