Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

Colega, ¿dónde está mi suerte?

Hoy ha sido un día de esos que esperas que acaben cuanto antes, de esos que dan ganas de encerrarte en un cuarto vacío para no liarla. Os lo voy a resumir bastante:

8.30 de la mañana:

Loixiyo entra a trabajar. El día promete ser largo pero interesante.

11.30 h:  

Loixiyo ha hecho 10 ensayos de una instalación antes de proceder en el ordenador «importante». Todos ellos han tenido éxito así que procede a cerrar el asunto. Todo va bien, tenemos otro éxito …. PUES NO. Hay errores que, aunque no dependen del nuevo software, hacen que la aplicación no funcione como debería. No pasa nada, es hora del almuerzo.

11.35 h:

Loixiyo quiere un sandwich de la máquina expendedora. Hay que meter el dinero, y pulsar EH. Por alguna razón pulsa AJ, y en lugar del sandwich sale una caña de crema fría, seca y dura. Si al menos hubieran sido unos donetes…

11.50 h:

Loixiyo vuelve a su puesto, soluciona parte del problema. El resto se solucionará cuando se instalen el resto de los módulos que todavía no están en ese ordenador. Cambiamos de proyecto.

14.00 h:

8 ensayos de instalación en el ordenador de Loixiyo e incontables pruebas adicionales aseguran que a instalación en la máquina del cliente no dará el mínimo problema. Es hora de comer, luego sigo 🙂

15.00

Procedemos a la instalación. Subimos un archivo, OK. Subimos otro, OK. Subimos otro, OK. Subimos otro… … … No ocurre nada. No hay forma de mirar los registros de errores, la única información segura es que «por alguna extraña razón, mi aplicación no funciona».

17.00 h

Después de muchas pruebas, Loixiyo ha de apuntar una serie de números en un papel para que su jefa le solucione un problema. Loixiyo los apunta. La jefa vuelve 3 veces a decirle que ya está solucionado, pero el problema sigue ahí. A la cuarta intentona, la jefa quiere que le enseñe el número. Loixiyo ha escrito mal los números en el papel.

17.20 h 

Después de dos conversaciones telefónicas con una moza muy simpática que trabaja en la empresa cliente, confirmo que no puedo trabajar más. Los archivos que necesito los recibiré mañana a primera hora.

18:20 h

Loixiyo ha terminado su accidentada jornada laboral y se va a la calle a por el coche. Deja la mochila en el suelo y se fuma un cigarro con su compañera. Al terminar, suben cada uno a su coche y abandonan Plaza.

18.40 h

Loixiyo está en casa, ya nada puede salir mal a partir de ahora. ¿O sí? ¿Os acordáis de la mochila que he dejado en el suelo? ¿He dicho que la hubiera metido en el coche?

18.50 h

De vuelta a Plaza Loixiyo empieza a dudar… ¿No habré metido la mochila en el asiento de atrás?

… (Misterio) …

… (Más misterio) …

NO.. La mochila estaba en Plaza. Y menos mal, porque si no hubiera vuelto para nada.

*********************

Y digo yo: ¿Qué probabilidad hay de que todo lo que pueda salir mal en un día (y lo que no) salga mal? Yo diría que una entre 25.000 millones. Así que como esa es la probabilidad de que me toquen los 156 millones de euros, el viernes jugaré. Si dios existe y es justo, compensará la balanza y no volveré a trabajar.

Ale, detallado mi desastre de día, me voy a dormir.

Y au! 🙂

PS:    ¡¡Caracoles!!

0

¡Sí se pudo!

A finales de enero nadie daba un duro por el Zaragoza. Todo el mundo contaba con que el equipo bajaría a segunda división y no había forma humana de evitarlo.

Entonces llegó el nuevo entrenador. Cuando lo vi me hizo gracia, qué cara de mala leche tenía el «jodío». Pero imagino que a los jugadores les gustó el señor, les pidió que pelearan y así se hizo. Unas semanas más tarde llegaban las primeras victorias, aunque parecía que no serían suficientes.

Sin darnos cuenta, las semanas fueron pasando y llegamos al último partido con la «tranquilidad» de depender de uno mismo. Si el Zaragoza ganaba hoy estaba salvado, y no importaba lo que hicieran los demás.

Además del partido del Zaragoza había otros dos partidos decisivos en juego. Curiosamente en ninguno de ellos se marcaban goles, y eso es porque al no marcar nosotros al resto les valía un empate para salvarse. ¿Qué ha pasado? El primer gol maño les ha hecho tener que jugársela. Ahí ha llegado el gol contra el Villareal y el gol del Rayo, que dejaba a los valencianos en segunda.

Realmente el fútbol me da igual, pero este año lo he seguido con especial interés porque siempre j*d* que un club que ha sido grande acabe en la miseria por culpa de un desgraciado sin escrúpulos al que los aficionados le importan lo mismo que a mí mandar a Estanis y Montesanto a marte sin escafandra.

Al menos la sensación que me queda es que hay una veintena de tíos dirigidos por un andaluz con mala leche que, aun cobrando mal (y sin cobrar hasta hace no mucho) han conseguido que el club aguante un año más. Siento cierto orgullo por esos señores a los que no conozco.

No me enrollo más…. simplemente, mi enhorabuena y nos vemos en la Romareda en septiembre 🙂

Y au!

 

0

¡¡Sí, se puede!!

No tengo ganas de filosofar ni extenderme mucho escribiendo. Estoy cansado, ha sido un día largo y me toca fregar el palacio de Yoyo. Pero, a pesar de todo, estoy contento.

Cada vez queda menos para que Zaragoza se declare sede oficial de K*k*landia. La bella doctora encontrará un piso y tendré excusa para pasar de nuevo. Me han invitado a almorzar un bocadillo de calamares en el clínico (hoy tocaba currar allí) y además el Zaragoza ha vuelto a ganar.

Hace 4 meses veía impensable que el equipo se salvara. Hoy lo veo improbable, pero posible. Creo que ahora mismo el descenso es lo de menos. Lo importante es que me han hecho recordar que a veces en la Romareda se disfruta. Hoy puedo decir que los 90 minutos que he estado allí sentado no han sido 90 minutos de vida que jamás recuperaré. Han jugado con ganas, bien, y han tenido la suerte de marcar un gol que les ha dado la victoria. Aun así, se ha sufrido, no creáis.

Con todo, veremos lo que ocurre. Para mí lo ideal sería llegar a la última jornada con posibilidades de quedarse en primera. Que haya varios equipos «en el ajo» y que sea como una final de Champions, pero en paralelo. Sería una multi-final de Champions, pero sin copa al terminar 😀 . Y allí ya… sálvese quien pueda, nunca mejor dicho.

Toca esperar al sábado, pero hasta entonces os dejo esta canción que me hace gracia.

 

 

Y au 🙂

PS: Pero cordera… ¿habemus piso o no?

0

Calma

La verdad es que no sabía cómo titular esta entrada. Lo importante es que empiezo a ver claro lo que va a ser de mí en el futuro próximo.

En el curro, ya nos hemos instalado en Plaza. El aterrizaje allí no ha sido tan terrible como esperaba a pesar de haber cambiado la bicicleta por el coche, los bocadillos de madejas por la máquina de café, las palomas por aviones del ejército y los árboles por carreteras y secarrales. El ambiente de trabajo es, diría yo, bueno en general y creo que iré estando más cómodo conforme pasen las semanas.

Por otra parte la bella doctora ha elegido plaza para su residencia. Será gordista en tierras mañas, lo que descarta el follón de preparar los trastos y moverme a otra ciudad. Tampoco me hubiera importado hacer turismo rural por Madrid, pero me gusta como han quedado las cosas.

Y sobre todo, he recargado energías con mi viaje a la casa de Tintin. He comido patatas fritas, chocolate y gofres con chocolate, he visto mi ciudad preferida del mundo mundial y me he olvidado de la Princesa Yoyo por unos días. Todo esto con buena compañía, ¿qué más se puede pedir?

Poco más que decir hoy, necesito dormir.

Y au! 😀

PS: La próxima vez buscaremos tu parada de metro.

0

¡Loixiyo va a Canarias!

¡Carnaval, carnaval!

Después de casi un año esperando estas fechas, pasado mañana me voy a Canarias con la bella doctora y algunos personajes más. Hoy estoy preparando ya la maleta, sacando los billetes de autobús que me faltan, y demás preparativos para el viaje.

Echaba en falta la sensación que se tiene cuando estás a pocos días de un viaje. El año pasado durante mi Erasmus es lo que más hice. Buscando por internet es fácil encontrar vuelos baratos, un alojamiento que no se te vaya de presupuesto y sitios majos para visitar. Para comer te puedes echar unos «taperguares», o comida que puedas llevar en la mochila. Aunque lo que no tiene que faltar es dinero para degustar los «menuses» autóctonos. Eso y buena compañía y ya tienes unos días estupendos.

Tengo algunas escapadas más en mente, como otra visita a las auroras boreales, unos días en París y/o Brujas, un «trip rimember» a Rivendel, tierra de rubias, Londres o Méjico con mis padres y alguno que otro más. El problema es que cuando eres universitario y tienes vacaciones, no tienes dinero. Pero cuando tienes trabajo tienes dinero pero no vacaciones. Parece que Dios no quiere que viajemos demasiado.

Por contaros un poco sobre Canarias, la isla escogida para el aterrizaje de vuestro ídolo es Tenerife. Para quien no sepa cuál es de todas, es la que tiene forma de pata de jamón. Gran Canaria tiene forma de cabeza de oso, con sus orejicas y todo, y Tenerife de jamón. ¿Veis? Así no se os va a olvidar en la vida. Veamos cómo son en realidad:

 

Islas

 

Voy a tener unos días para desconectar, relajarme y coger fuerzas, porque en el trabajo el tiempo para completar las millones de tareas que se acumulan es más que limitado. Y sobre todo, voy a disfrazarme de mariquita. Seré la mariquita más estupenda de la isla y del archipiélago entero. Las féminas nativas gritarán emocionadas cuando me vean y me harán la ola. Os pongo un ejemplo de cómo quedaré para que los que no me veáis allí sepáis de qué hablo:

 

Mariquita Bichos

 

Dicho esto, voy a cenar. No creo que escriba antes de mi vuelta así que ya os contaré mis experiencias por allí.

Y au! 🙂

 

0

Feliz Año 2012

Mis queridos frikoides,

feliz año a todos y esas cosas que se suelen decir en estas fechas. Espero que vuestros deseos para este años se cumplan, y como dije una vez en un brindis (y fue motivo de risas):

– Que lo peor de este año sea lo mejor del que viene 😀

Este año he decidido que igual que hay gente que sale con ropa interior roja y chorradas por el estilo, yo voy a comer cada año una uva más en las campanadas. Ayer empecé con 15, lo que obliga a comer dos uvas en cada una de las tres primeras campanadas, y el año pasado subiré a 16, a ver qué pasa, joj.

Por lo demás, fiesta con los amigos, baile y recena en el Mythos, y algo que es muy de agradecer, nada de resaca. ¡¡OEOEEE!! Así que hoy podré disfrutar de la última comida «guachi navideña» sin tener ganas de vomitar y/o dolores de cabeza varios.

Como objetivos para este año, la verdad es que no he pensado muchos. Podría decir algunos que se me ocurren ahora:

– Disfrutar de mi «post-dos-erasmus»

– Mantener el curro

– Volver a las actualizaciones frecuentes en el blog (los fieles andáis perdidos, lo sé)

– Cerrar la programación de Esemese, y colgar los fuentes en algún sitio por si alguien lo quiere continuar.

– Dejar de fumar, otra vez y de forma «más permanente»

– Diría que hacer al menos 3 viajes fuera de la península estaría bien también.

Y ya está, poca cosa más tengo para intentar cumplir, la verdad

Pues eso, queridos míos, no tengo mucho que contar, porque no he tenido vacaciones y mis tiempos libres los he dedicado a lo que más me apetecía dedicarlos. Pero al menos quería dar señales de vida y dejaros un vídeo de los que creo que cada año añadiré otro. Lo que más me gusta es el principio y el momento 2:45…



Y au! 🙂

PS: Y yo creía que llegar a las 7 estaba bien… ¡Moñas!