Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

1

Mis felices 23

Otro 2 de julio más, toca escribir porque es tradición. Y porque es tradición, toca escribir. Esto es así, así es esto. Y ya está 😀

Como algunos de vosotros ya sabéis, la semana pasada entera fue mi cumpleaños según tuenti, de modo que el número de felicitaciones allí ha bajado bastante este año, porque se ha ido dosificando a lo largo de los distintos días. Buen invento, así no me agobio, porque por si no lo habéis notado yo no soy muy de celebrar estas cosas.

Nunca me  han gustado los cumpleaños, pero estos últimos son cada vez mejores. Empecé el día” terraceando” con dos tontos en el bar de Chen, entre patatas y cortezas. Puntuales como un reloj, la bella doctora primero y los dos tontos después, me felicitaron.

Llegué a casa y me encontré con abrazos de mis padres y mi hermano, acompañados de una cámara digital con trípode y todo, con su funda y su tarjeta de 4 Gb. Luego  ver “El club de los poetas muertos” y dormir.

Qué bien se vive de vacaciones. Qué genial es levantarse a las 2 de la tarde y que nadie te diga “Pero que hay que estudiar!!”. Qué genial despertarte a las dos y tener la mesa llena de sepia, montaditos, gambas y demás.

Luego ya me he ido a Huesca, a pasar la tarde con la joven doctora. Con 23 años recién cumplidos NUNCA había estado en Huesca. Nunca había dado un paseo, ni ido a un parque, o tomado algo en algún bar (por si lo estabais pensando, SÍ tengo vida social, me estaba refiriendo allí, jojoj). Y ha sido todo una revelación, sip. También las revelaciones finales en la puerta del coche me han gustado, pero tampoco es cuestión de poner aquí todo, o mis miles de fans se pondrán celosas y se pelearán entre ellas. Pobrecicas, NO.

Ahora toca rematar el día e irme al casco (tudejélmet) a pimplarme unos cuantos cubatas con los frikis del Cepese. A ver en qué queda la cosa. Y por supuesto, y como siempre digo, si queréis invitarme a un chupitillo, cerveza, litro, o kiki, todo ello será bienvenido.

Hoy celebramos que hace 23 primaveras que vuestro ídolo de masas salió del habitáculo calentito y confortable donde paso sus 9 meses de fabricación. Salid, festejad, y celebrad que dios un hombre de intachable belleza, de increíble musculatura, músculos marcados y trasero perfecto, obviamente completamente depilado, apareció en este nuestro mundo, para llenarlo de armonía y serenidad.

Y au! 😀

PD: Para mi tonta: Muchas gracias por tu post… y por tantas otras cosas (entre ellas… menuda semanica te di aquella semana post-sanpepiana)

0

Monotema

Brrrfff …

No me gusta escribir sin tener nada interesante que contar. Pero realmente este es mi diario, y como tal, de todo tiene que haber. Habrá anécdotas buenas, anéctotas menos buenas, chorradas varias, y todas esas cosas que la gente que leéis esto venís a buscar.

Pero todo se andará, últimamente estoy monotemático, así que es mejor darme tiempo a que me pase algo. Con esta cabecica de coco que Dios me puso encima de los hombros, no tardaré en “liarla parda”.  Lo mismo alguien me lía una noche cualquiera, me olvido las llaves de casa, y me toca despertar a media familia para entrar a las 7 de la mañana 😀

Hasta entonces, os voy a dejar un video, por cortesía de mi señor hermano. No es muy nuevo, así que tal vez ya lo hayáis visto, pero me hizo gracia y tenía que compartirlo, juasjuasjuas.



En fin, ahora toca dormir, que mañana madrugo (antes de comer, espero).

Y au! 🙂

1

La vida son 3 días

Días como hoy me hacen pensar mucho sobre las cosas.

¿Cómo de importantes son las cosas por las que nos preocupamos? Si tienen solución, ¿no es más fácil arreglarlas y no perder el tiempo? Y si realmente no la tienen, ¿para qué darse mal?

Muchas veces nos enfadamos  por cualquier tontería, o nos damos mal con alguna asignatura que tal vez vamos a suspender.  Ayer mismo yo estaba preocupado porque en Agosto me voy a Estocolmo, y aun con toda la ilusión que me hace hay muchas cosas que voy a echar de menos. Estaba preocupado también por las becas, o por lo justo que voy de tiempo.

Pero es que realmente la vida son 3 días, y creo que muchas veces no somos conscientes de que en un momento todo puede cambiar. Creemos que tenemos 1000 años por delante y podemos permitirnos el lujo de perder uno. No nos importa dejarnos de hablar con alguien por cualquier chorrada, o simplemente asumimos que nuestra gente sabe lo mucho que les apreciamos. De modo que ¿para qué hacérselo notar?

Creo que si todos fuéramos conscientes de lo mucho que te cambia la vida en un sólo segundo cuando el médico te cuenta la grave enfermedad que sufres, nos esforzaríamos más en ser felices. Puede pasar que no lleguemos a casa a la vuelta de un viaje, que nos tropecemos y tengamos mala suerte, o cualquier cosa que nos cambie para siempre.

Así que mi lección de hoy (y es una grandísima lección), es que hay que aprovechar cada segundo que tengamos e intentar que sea el segundo mejor invertido que pudiéramos haber tenido. Pocas cosas no tienen arreglo.

Y au!

PD: Un abrazo, Raquelilla 🙁

1

Un día tonto lo tiene cualquiera

Ayer fue de esos días que recordaré una buena temporadilla. Y es que definitivamente Dios debía tener un mal día, y lo pagó con el pobre loixiyo, “pa variar”.

Ya por la mañana mi despertador se olvidó de hacer su trabajo, así que llegué el “cepese” cuando buenamente pude. Hasta aquí nada anormal, suele pasarme más o menos TODOS los días, así que no me preocupó en exceso. Lo bueno vino por la tarde.

Vine al CPS porque tenía clases de TAP con el señor Campos, de 15 a 16h. Pero en la comida me encontré son Sadoumeiquer, que me dijo que no había clase de TAP. Todo fue alegría, porque parece ser que me equivoqué con los horarios, así que en principio tenía dos horas más para hacer prácticas, que bien me iban a venir. Qué bien, oye.

Pero la primera sorpresa llegó de la mano de “la bella quiut”, cuando a las 15:21h me preguntó por qué no estaba en clases de Programación Concurrente. Después de unos segundos de asombro caí en lo que estaba pasando. Los miércoles no tengo TAP (Shadow tenía razón), sino que tengo Concurrente con el señor Ezpeleta. Ahora todo cuadraba, y por desgracia no era cuestión de entrar a clase 21 minutos tarde, teniendo sólo una hora.

Así pues, mi única razón para venir al “cepese”, que está en el culo del mundo, se me había ido al garete.

Pero no pasa nada, pensé. Tenía hasta las 7 para hacer prácticas, así que podía aprovecharlas. Así lo hice aunque, para mi sorpresa otra vez, no conseguí hacer absolutamente NADA, no me cundió.

Llegaron las 19h, tenía que salir al fútbol, y como tenía que pasar por la farmacia a hacer algún recadillo, salí un poco antes. En la farmacia, sorpresa de nuevo, aunque esta me la reservo, os quedaréis con la curiosidad, me temo.

Todo iba “bien”, tenía 40 minutos para coger un bus y llegar a la Romareda, que había partido de fútbol. En principio tiempo suficiente, excepto por el detalle de que 34000 personas estaban haciendo lo mismo que yo. Así que el autobús fue la fiesta padre. ¿Sabéis lo que es ver un semáforo a 50 metros y saber que vas a verlo ponerse en rojo por lo menos 3 veces antes de que pases por él? Pues eso me pasó. Vi abuelas adelantar al bus andando a paso de tortuga. Vi como el semáforo se ponía verde sin que ningún coche se moviera. Y una cosa que no vi, a la policía local regulando el tráfico. ¿Estarían poniendo multas por otro sitio? ¿En el bar del tío Paco echando unos pinchos de tortilla? A saber.

Al final, y después de ver mi parada 3 coches delante mío durante cerca de 14 minutos, bajé del bus algo indignado. Y al poco tiempo estaba sentado en mi asiento.

Algo que salió bien ayer fue que los seguratas de la Romareda no descubrieron el portátil que llevaba en la mochila. De ser así no me hubieran dejado entrar, por si acaso se me ocurría lanzar un “objeto contundente de 600 euros” contra algún espectador o futbolista. Es curioso que es más fácil meter al campo una navaja en el bolsillo que un ordenador portátil. Pero bueno, así son las cosas.

Del partido mejor ni hablo, menuda forma más estúpida de acercarnos a la segunda división, juasjuasjuas.

Y bueno, supongo que lo único bueno del día llegó a la noche, que me fui a cenar y tal. Cené en un chino, y después vi un “pagüerpóin” en el que troceaban a un hombre chino. ¿Sabéis cómo deja eso las tripas? Jojoj.

En fin, un día curioso con contratiempos inesperados. Un día tonto, que puede tenerlo cualquiera. Pero lo advierto, habrá revancha y no habrá powerpoint que me joda 😀

Ale, me voy a echar un cigarrito de rigor, que hoy SÍ que tengo TAP.

Y au 🙂

0

Sillón-ball

Hacía tiempo que no era tan feliz…

Ya no me acordaba de lo que era poder tumbarse y agarrar un huevo en cada mano. Tumbarme en el sofá y frotarlos con ambas manos hasta que me canse. Y cuando eso ocurra, cambiarlos de mano y repetir la operación.

Había olvidado lo que es no tener preocupaciones, aunque fuera por dos días. Salir el viernes, beber y bailar hasta no poder más. Tumbarme el sábado y descansar, ir al baloncesto a ver ganar al Cai el domingo (he estado con Mapache, cosas de la vida)… Bien, vaya.

Felicidad, relax…

Aún me faltan notas por saber, de momento todo han sido buenas noticias, pero no tiene por qué seguir así. Pero en cualquier caso, estos días no los cambio por nada. Y nada, ahora a ver cómo empieza el segundo asalto. Quedan muchas cosas buenas por salir, entre ellas mi ansiado Erasmus. A saber qué conseguiré, pero el no ya lo tengo, ¿no?

En fin, ahora toca irse a dormir, así que otro día que pase algo interesante escribo otro ratico.

Y ya está 🙂

Ojo… comer pasteles está bien, pero no antes de la dieta. :-O

0

Feliz año 2010

Desde Anda a Cascala! quería desearos a todos un feliz y próspero año nuevo, y todas esas cosas que se dicen todos los años. Podría desearos hijos, salud y dinero, pero tal vez con salud y muchos intentos de hijos sin éxito sea suficiente.

Como este año me perdí el mensaje de la Casa Real, os dejo aquí algunos fragmentos que he encontrado :-P. En especial, me gusta el momento 1:10 en adelante.



¿Qué más cosas se suelen decir? Mmmm… Propósitos para este nuevo año. Si pongo muchos y que duren mucho tiempo, puedo pegarme el año pringando, así que tal vez lo más sensato sea poner algunos que acaben pronto:

– Aprobar economía y FAPS.

– Conseguir mi ansiado Erasmus

Juasjuas, estos los tendré acabados (o no) en febrero, así que tendré 10 meses de  “boulin” (tocadica de h**v*s).

¡Feliz año a todos!

Y ya está