Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

Vera me espera

Estos días he vivido en uno u otro local, embalando, haciendo compras, preparando material y demás enculadas varias. Pero por fin, mañana cargamos el camión, terminamos las mochilas y nos preparamos, porque el sábado por la mañana nos vamos a Vera.

Así que me despido hasta el día 29, porque hasta entonces estaré de campamento con los zagales y obviamente no podré escribir.

Os dejo este video que me mola un huevo a modo de despedida.


http://www.youtube.com/watch?v=VRjgf6yjpz8


Pero no os empanéis. A la vuelta pondré las mejores fotos de Teruel (Vaquillas, que todavía no las he puesto) y todas las chorradas variadas que me ocurran estos días.

Por cierto, un abrazo a mis queridas «amigas de Mainar». Fue un placer conocernos en Teruel.

Y ya está 🙂

1

Dale al gato!

Videos como éste me alegran el día. 

Y es que cuando estás hasta los huevecillos de prácticas que no te salen, cualquier chorrada que te haga despejarte un poco se merece un monumento. En este caso, la joven rubia me ha pasado este video, y desde luego me he estado partiendo el culo un rato.

Me parece que a quien se le ocurrió este juego está verdaderamente peor que cualquiera de los pobrecitos cepesianos que vivimos recluidos en este nuestro montasterio de clausura.

Sin más, veámoslo:



Juasjuas, monos, ¿verdad?

Claro que si usamos gatos, ¿acaso no estaría bien meter a más de un «cenutrio corrector» aquí? La estampa sería de foto.

Y ya está 🙂

3

Se ve que ya…

Por cosas como estas me encanta el rey D. «JuanCar». No entraré en cuestiones de gustos y adoración hacia la monarquía (no es cuestión de crear polémica), pero vaya, la verdad es que esta familia tan campechana tiene detalles que me encantan. Entre ellos, veamos con qué naturalidad salió el hombre de una metida de pata.

Se ve que que estaban en la entrega de los Premios Cervantes, y tenía que darle la palabra a la señora Ministra de Cultura. Pero al hombre se le pasó, con la emoción y el cansancio de la edad. 


http://www.youtube.com/watch?v=aSxRzPCJCVw


Lo mejor es cómo reacciona:

1. Cara de niño pícaro.

2. Sonrisa tranquila.

3. Comentario:    – «Jejejej, se ve que ya… chocheo»

Sencillamente genial, sublime. Y es que a veces, en la vida, nos vemos sin quererlo metidos en situaciones embarazosas. Y no hay nada mejor que tomárselo con humor, y seguir como si nada. 

Esta es mi enseñanza para hoy, mis queridos «pádaguans»:

Si la cagáis, haced como si no pasara nada, pasará más desapercibido. Y sobre todo, la mejor forma de que nadie se ría de tí, es reírte de tí mismo como el que más.

Y ya está 🙂

0

Barbería virtual

Qué cosas saca la gente, oye.

Enchufad los altavoces (mejor que sean auriculares), cerrad los ojos,  y no os perdáis este vídeo. Si sabéis inglés, mejor, porque así podréis seguir lo que va diciendo el tío. Se entiende bastante bien, pero si no, tampoco pasa nada.

La cosa es que con los ojos cerrados, puedes llegar a sentirte sentado en la silla del barbero, y oyendo hablar desde cualquier punto de la habitación. Es acojonante, porque puedes «saber» en cada momento dónde está nuestro amigo.

Pero vaya, no adelanto más, no os lo perdáis:



Mis gracias al señor Álvarez por descubrirme esto.

Y ya está 🙂

2

Lo que se le canta a tu amada

Hay quien piensa que cantarle a una bella dama una canción de amor es algo que ayuda mucho en el cortejo, o bien como «forma de convencerla» para alguno de nuestros propósitos.

Hoy os propongo ésta, con la seguridad de que cualquier fémina que os escuche cantarla con angelical voz caerá a vuestros pies. Tomad nota, ensayad, y, a la mínima oportunidad, utilizadla para ganaros su corazón. NO OS FALLARÁ.



Espero que os guste, yo pasé un buen rato.

(Y muchas gracias al señor Álvarez por poner esta obra de arte en mi conocimiento).

Y ya está 🙂

1

Deteniendo el tiempo

Muchas veces he pensado si sería posible, con alguna especie de super poderes, detener el tiempo. Imagino que algo se me cae al suelo y con un chasquido de mis manos… «CHAS!!» El objeto se detiene, y queda suspendido en el aire.

Otras veces me imagino en un examen, sin tiempo suficiente para terminarlo y… (de nuevo) «CHAS!!». El tiempo se para, voy a la biblioteca, repaso libros, apuntes y demás y hago un examen perfecto.

Cosas de estas las imagino con mil y una escenas, pero obviamente nunca he conseguido detener el tiempo y salirme con la mía. En cambio hay gente que sufrió en sus carnes una escena como la que vamos a ver a continuación:

«Tú estás en la estación para coger un tren a alguna parte, y de repente mucha gente alrededor se queda congelada, paralizada. Como si Dios le hubiera dado al «Pause» con su mando a distancia genial. Nadie se mueve excepto tú, y otros afortunados que no han quedado congelados.»

¿Qué cara se te queda?




Desde luego me encantaría ver algo como esto en directo, tiene que ser un señor mosqueo, jejej.

Me despido por hoy, otro día más, pero no mejor porque es imposible.   😛

Y ya está 🙂