Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

2

Zaragoza – Salamanca

¿Será éste el partido que nos devuelva a primera?

He decidido que por primera vez voy a comentar el partido en directo. Iré añadiendo cosas según ocurran. Vamos allá.

MINUTO 2:    Gol de Ewerthon, quien en posición dudosa ha recibido un pase de Arizmendi, y ha batido al portero.

MINUTO 13. Arizmendi, tras una preciosa jugada individual da un pase medido a Ewerthon, que con un gran remate que toca en el larguero, mete su segundo golazo en la tarde.

MINUTO 25: Penalti a la UD Salamanca. Quique Martín marca por el lado derecho de la portería de nuestro portero.

UD Salamanca 1 – Real Zaragoza 2

MITUTO 30: Cambio en el Real Zaragoza. Juan Pablo Caffa sustituye a Arizmendi

(Entre tanto, el Hércules sigue 0-0 contra el Alicante, lo que deja al Real Zaragoza en primera división, por el momento)

DESCANSO:

UD Salamanca 1 – Real Zaragoza 2

Alicante 0 – Hércules 0

¡¡¡ El Zaragoza sigue en primera !!!

Y comienza la segunda parte en Salamanca… ¡¡¡ Vamos Zaragoza !!!

(Marca el Hércules, Alicante 0 – Hércules 1. El ascenso tendrá que esperar, de momento)

MINUTO 58: El Zaragoza se está relajando, y el Salamanca empieza a achuchar. SEÑORES, céntrense, o el año que viene jugamos contra «Paco el Herrero» otra vez 🙂

Además cambio en la UD Salamanca.  No me he enterado quién ha sido, creo que ha salido uno al que le han dado una buena galleta. Pero me estaba enchufando un cigarro. Así que ni idea  😛

MINUTO 60: Cambio en el Real Zaragoza: Sale Ander y entra en su sustitución Songo’o

(El Hércules mete el segundo … No podemos dejar escapar la victoria aquí)

MINUTO 74: Centro de XXX  que casi acaba en el tercero de nuestro Real. Con el ruido del bar no me he enterado de quién es. Jajajajaj.  Ha acabado en corner mal aprovechado.

(Qué mal lo estoy pasando… Aún nos empatarán, me lo veo venir. Por cierto, qué riquiñas están las camareras… La rubia y la morena, qué barbaridad :-P)

MINUTO 79: El Zaragoza a punto de Marcar. Songo’o recupera un balón en la línea de corner, y saca un centro. Por desgracia, ningún zaragocista ha podido rematar bien.

MINUTO 81: ¡¡¡ GOOOOOOL DEL REAL ZARAGOZA !!! López bate con una bonita vaselina al portero salmantino. Por fin podemos respirar tranquilos.

(Y noticia en Alicante. Gol del equipo local. Alicante 1 – Hércules 2. Estamos a un gol del ascenso)

MINUTO 92: Disparo  al larguero de la UD Salamanca. Han estado a punto de marcar. Pero ya es seguro. El Zaragoza está un poquito más cerca de la primera división.

FINAL DEL PARTIDO:

El partido en Alicante termina, con un corner en el que hasta el portero sube a rematar.

UD Salamanca 1 – Real Zaragoza 3

Alicante 1 – Hércules 2

El ascenso está cerca, pero lo veremos en nuestra Romareda.

Así son las cosas, y así os las he contado. Partido sufrido, pero con victoria para el equipo maño.

1

Masacre moquil

Lo he presenciado con mis propios ojos: Una persona masacrando mocos como una posesa…

Bien, bien, me explicaré.

Este fin de semana ha sido intensivo con compiladores y ÉL (sí, el laboratorio de programación). Total que hoy, y como no podía ser de otra forma, he acabado en el Cerbuna con Joaquín, he cenado en el London y hemos seguido después con los últimos retoques y repasos al examen y a las memorias que el miércoles habrá que entregar.

Hasta aquí nada raro, nada que llame la atención en la vida de todo universitario que se tercie, en época de exámenes. (Por supuesto, no hablo de los Bolonios, que imagino que siguen con su particular jodienda, repartiendo panfletos DENTRO de la sala de estudio y desconcentrando al personal).

La cosa ha sido cuando de repente, y en plena cena, uno de los cerbunos que han venido a cenar con Joaquín y conmigo, ha reparado en un detalle que hasta entonces había pasado inadvertido. Unas cuantas mesas más allá, había una familia feliz cenando, y de todos ellos, ha habido una joven y recia muchacha más o menos de nuestra edad, que nos ha llamado la atención:

Su actitud era cruel. Llevaba, con sumo disimulo, su dedo meñique al interior de una de sus cavidades nasales. Llegado este punto, lo retorcía, para asegurar que su presa  caía en la trampa, y después lo retiraba con un movimiento implacable. Así, el pobre moco no tenía salida, y acababa enganchado en las redes de nuestra protagonista.

Este acto criminal se ha repetido en numerosas ocasiones, siempre con gran disimulo, cual agente secreto infiltrado en una peligrosa misión de incógnito. Pero, y aquí ha sido lo mejor, la chica no se ha contentado con eso, sino que ha decidido que ya valía de ser disimulada. ¿Qué mas da que medio bar contemple mi afición asesina?, ha debido pensar.

Así que ya, cansada de tanta tontería, ha empezado a meterse el dedo con gran descaro (obviamente, en la nariz, no busquemos 3 pies al gato, que esta vez NO los tiene), y, moco en mano, lo ha mirado directamente a los ojos, y se ha visto la duda en su cara:

– ¿Me lo como? ¿No me lo como? ¿Merece vivir o es como quien pone «detos a deplicadorez»?

Le ha costado decidir, pero ha optado por la solución drástica: ¡¡¡MUERTE AL MOCO!!!

Así que… ALE! ¡¡A la boca!!

Jajajajajajajaj, no he parado de reírme hasta que nos hemos ido del bar. De hecho hemos barajado la posibilidad de comprarle a la pobrecita un bocadillo más, porque ha debido quedarse con hambre. Y eso que los bocadillos del London son bastante generosos. Además hubiera sido bueno para ella (estaba hambrienta), para el resto del bar (menudo ASCO), y, sobre todo, para sus pobres mocos, que estaban sufriendo la más cruel de las exterminaciones.

Sin más nos hemos ido, sin parar de reírnos, y hemos seguido el estudio hasta hace un rato, que he vuelto a casa para terminar con «la tortura».

Así que nada, ya he contado mi experiencia. Necesitaba compartirla con vosotros, porque no todos los días presencias una muerte en persona, y hoy he visto varias. Pobres mocos, pobres sus familias, amigos … No es justo.

Ale, otro día os cuento alguna más, ahora el deber me llama.

Y ya está 🙂

2

El niño fumador

Desde luego, yo alucino con las cosas que se ven. Sé que siempre lo digo, pero es que lo de hoy no ha tenido desperdicio:

Después de ir al CPS por la mañana para unas tutorías, he quedado con Tony (Anchoniou el Freak) en un bar que hay al lado de su casa. Así que nos hemos sentado amigablemente a charlar y ponernos al día del verano. Lo normal que hacen 2 amigos cuando se reencuentran, hasta aquí todo correcto.

El caso es que, yo no llevaba mechero, así que en un momento dado, me he girado hacia atrás, buscando a algún fumador que me lo prestara. Vamos, que estaba yo mirando hacia la ventana, en frente mío el freak, detrás a la izquierda teníamos una parejita enamorada, y JUSTO detrás mío, había un niño con una mujer con collarín.

Ya os he puesto en situación, vamos al meollo:

Al ir a buscar el mechero, he visto algo SORPRENDENTE CUANTO MENOS. El niño, llevaba un cigarro encendido en la mano, apollada junto al cenicero que había encima de la mesa. Mi reacción ha sido rápida:

– Tony, Tony, detrás mío hay un niño de 6 o 7 años fumando.

Tony no se lo creía, pero yo me he apartado un poco para que pudiera verlo y… CARA DE ASOMBRO…

Me he vuelto de nuevo, y he visto a la «madre», de pie junto al niño, terminando de recoger sus cosas en el bolso, así que he pensado:

– «Ya está, la madre tontorrona ha decidido que el niño le guarde su vicio mientras prepara su bolso».

Así que, me he dispuesto a pedirle fuego a la amable señora del collarín, nuestra intrépida mami. El diálogo ha sido tal que este:

– Perdone, señora, ¿tiene usted fuego?

– Sí, majo. Tengo pero NO FUMO, así que te lo voy a regalar.

Qué mujer más maja, como no fuma me regala su mechero. Un momento, un momento ,Loixiyo… piensa…

(He dormido poco y me ha costado pero entonces…)

¿¿¿¿¿COMOOOO????? Y si la mujer no fuma… qué hace el niño sentado cigarro en mano, un niño de 6/7 años de edad???

En fin… que siempre dicen que «hay que enseñar buenas costumbres desde chiquititos», pero no por ello yo les daré biberón de calimocho a mis bebés. Hay que hacer que crezcan sanos y fuertes, sin humos, ni alcohol (ya se destrozarán la vida luego, en la adolescencia, o en su juventud :-P).

Al final, la mujer y el niño han salido del bar, y no he llegado a entender bien qué ha pasado…

Curioso cuanto menos…

He dicho.