Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

Luis, el homosexual de la Wikipedia

Me veo en la obligación de compartir esto, no tiene precio.

Estas semanas en el trabajo han sido durillas. He sufrido en mis carnes la táctica del «brown forwarding», que es una variante del archiconocido «brown dispatching». Si bien son tareas parecidas en las que, básicamente, emplumas tus marrones a la «pilingui» de turno, hay pequeños matices que las diferencian. El objetivo de hoy no es formaros en estos vocablos técnicos complejos, sino en otorgar el célebre «Gallardón a la foto de la semana» que desde hace años acostumbro a repartir en éste mi blog.

Para entender la imagen de hoy, lo mejor es poneros en situación. Estaba yo hablando con un compañero y el diálogo fue el siguiente:

G: Hoy tengo que irme pronto, me llega el pedido de hidromiel que encargué.

L: … ¿Hidro qué? ¿Qué es eso?

G: ¿Cómo? ¿Qué tú tampoco sabes lo que es? Anda, observa…

…. Búsqueda de «Hidromiel» en Google …

… Primer resultado, la Wikipedia …

Una vez la página de la Wikipedia se cargó y empezamos a leer, la carcajada de mi compañero fue mayúscula. Yo me quedé de cuadros, veréis por qué:

luis_guei

 

¿¿Concentración de qué?? ¿Había podido ser mi compañero? Rápidamente consultamos el historial de cambios de esa página y vimos que esa misma mañana, 8 horas antes de que nosotros lo consultáramos, alguien había introducido ese curioso texto en la página.

Lo primero que pensé es que había sido mi compañero, pero mi teoría se caía por su propio peso. Para que esto fuera posible hubiera sido necesario que:

1. Mi compañero entrara a editarlo desde el móvil a las 9 de la mañana mientras yo estaba en Calatayud haciendo un examen (de esto os hablaré otro día si me acuerdo)

2. Yo volviera de Calatayud y acabara hablando con él a solas

3. Él me contara que esperaba su pedido de hidromiel

4. Yo no supera lo que es el hidromiel

5. Nadie hubiera borrado la broma durante ese tiempo

Suena enrevesado, ¿no? Podría ser, sí, pero me gusta más pensar que fue una graciosa casualidad (podéis imaginar como me llamo), porque así además tengo una anécdota divertida que contaros hoy.

Lo dicho, el «Premio a la foto de la semana» se lo lleva este curioso texto, de autoría desconocida. Ruego al autor se presente para enviarle el trofeo y el millón de euros a la mayor brevedad.

Nada más, espero escribir pronto para contaros mis andanzas por las lejanas tierras del otro lado del Atlántico. Hasta entonces os tocará esperar.

Y au 🙂

PS: Prepara Valium y Celestone, nunca se sabe!

0

Gracias democracia, Loixilandia será una realidad

Hoy en día está muy de moda lo del derecho a decidir. He estado pensándolo bien y creo que me voy a unir al carro, os cuento.

Estoy cansado de ver en mi barrio gente con la que no tengo nada en común. Hay viejos, críos, feos, ricos, pobres, gente de derechas, extranjeros y otros. Yo no soy nada de eso, tengo una cultura propia, mis abuelos fueron reyes de la Corona Loixiana, bailo la loixi-sardana, inventé las loixi-çotadas, vivo en Zarza (Zaragoza, para los de fuera) y otras muchas cosas que no os voy a contar por no daros envidia.

Y digo yo, ¿por qué tengo que ser español pudiendo ser loixiano?

Lo hablé en mi casa, estamos dos. Mi novia me da la impresión de que no está mal siendo española, la pobre no entiende lo bien que viviría en Loixilandia. De hecho, hice una consulta en la que cada miembro del hogar que quiso votar respondió a las siguientes preguntas:

– ¿Quieres que Loixilandia sea un estado?

– ¿En caso afirmativo, quieres que sea un estado independiente?

El resultado fue abrumador. Hubo 1 voto y una abstención. El 100% de los votos había dado «dos de que sí». La victoria es mía, ¡Arriba Loixilandia!

No, no me vengáis diciendo que lo del 100% de los votos es mentira. Habrá quien dirá que sólo el 50% de la población ha votado que sí. Es una forma de verlo pero, en cualquier caso, el 50% de la población mayor de edad con derecho a voto ha hablado alto y claro. De hecho, recuerdo una región española en la que, ni de lejos, llegaron a mi 100% de los votos, y a ellos se les está escuchando.

Si sois buenos demócratas acataréis la voz del pueblo. Mi piso debería ser independiente y así se lo he hecho saber a Mariano Rajoy para que efectúe las acciones necesarias para mi liberación. De no ser así, en 18 meses proclamaré unilateralmente la independencia de Loixilandia, entraré unilateralmente en la Unión Europea y acuñaré mis propios euros. Así se lo he hecho saber a Angela Merkel.

Me encanta la democracia y el derecho a decidir. Os animo a que lo ejerzáis todos.

Y au 🙂

PS: Con ganas de vacaciones, muchas vacaciones…

0

¿Nos podemos fiar de los medios de comunicación?

Cada día más, los medios nos bombardean con noticias sobre el independentismo catalán, sobre las variaciones en la intención de voto hacia los nuevos partidos políticos y otros muchos temas que, en estos momentos previos a elecciones autonómicas y generales, nos pueden condicionar a la hora de elegir nuestro partido «preferido».

Sobre el independentismo catalán, sus tremendas mentiras y lo que llaman «derecho a decidir» mientras olvidan el mío podría escribir hasta aburrir pero no es el objetivo de hoy.

El caso es que esta mañana me he puesto a leer sobre la intención de voto y he llegado a una noticia que me ha llamado increíblemente la atención. El titular es el siguiente:

«Podemos y Ciudadanos adelantan al PP y el PSOE en intención directa de votos»

Leyendo la frase anterior, cabría pensar varias cosas:

1. Tanto Podemos como Ciudadanos tienen mayor porcentaje de votos que el PP y el PSOE. Es decir, Podemos obtendría la primera posición, Ciudadanos la segunda, el PP la tercera (o cuarta) y el PSOE la cuarta (o tercera).

2. La suma de votos de Podemos y Ciudadanos supera la suma de votos del PP y el PSOE. Así pues, si Podemos y Ciudadanos formasen coalición, el PP y el PSOE en coalición seguirían sin obtener mayoría.

Esto es algo que aparentemente es lógico y, si después de leer el titular dejáramos de leer, podríamos pensar que los partidos tradicionales no ganarán las elecciones. Pero como siempre digo, hay que leer bien antes de sacar una conclusión. De modo que leemos el primer párrafo en el que dicen que:

«El PP ganaría las elecciones generales con el 23,5% de los votos, muy lejos de la mayoría absoluta que consiguió en 2011, y pasaría de 186 a 107 escaños, como máximo, según un sondeo del Barómetro Político de España del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para El Periódico de Catalunya, que sitúa como segunda fuerza a Podemos, con el 20,1% del electorado (18-82 diputados), seguido del PSOE (19,1% y entre 75-78 escaños) y Ciudadanos como cuarta fuerza (17,7% de los votos y entre 55 y 59 diputados).»

La cosa aquí es ligeramente distinta, según este párrafo el PP iría el primero, seguido de Podemos, el PSOE y Ciudadanos. No es hasta el segundo párrafo donde se dice que:

«El resultado de la encuesta cambia si se pone la lupa sobre la intención directa de votos; en este caso Podemos, aunque frena su progresión, sale como primera fuerza, con el 18,9% de los votos. Ciudadanos le pisa los talones con el 15,7%. En la tercera posición, el PSOE (14,5%), seguido del PP (14%). En cuanto al resto de formaciones, Izquierda Unida , según la intención directa de votos, con el 3,9% de los votos, mientras CiU se queda con el 2,3%, ERC, 1,2% y UPD, 1,1%.»

Aquí sí se dice lo que yo esperaba leer. Sinceramente no entiendo muy bien como funciona el tema de las encuestas, y sobre las distintas formas de intención de voto. Dependiendo de quién la realiza se obtienen unos datos u otros, y por eso periódicos como El País utilizan normalmente fuentes distintas a las que utiliza el ABC, por ejemplo. Todos parecen decir la verdad, pero todos se llevan la contraria, ¿cómo puede ser esto?

Últimamente paso de leer los periódicos o escuchar la radio porque veo como me van manipulando, y no me gusta. Hay veces que me ponen los datos «masticadicos» para que mi conclusión sea la que ellos quieren, y eso es algo que me parece bochornoso. ¿Por qué no se limitan a poner datos numéricos y dejar que yo piense por mí mismo?

Veo a diario como sacan noticias para hundir a determinados partidos políticos, como extraen pequeños fragmentos de una conferencia para descontextualizarlos, como se intenta evitar el efecto de la corrupción y de la aparición de nuevos partidos. Y quiero dejar claro que no defiendo a nadie, simplemente estoy criticando una práctica que me parece que les pasará factura.

Por poner algunos ejemplos, está el famoso «hay que españolizar a los catalanes» de Wert, que si bien no es santo de mi devoción hay que ser consciente de que se sacó de contexto. Está el titular «Podemos quiere imponer el catalán en Aragón» que tanto me molestó cuando lo leí (claro que cuando leí la noticia entera mi impresión cambió), por poner un par de ejemplos.

Creo que la prensa y las televisiones saben de sobras lo que quieren conseguir, y todo lo que escupen va en esa línea. Y no me gusta que me manipulen, al menos no tan evidentemente como si fuera estúpido.

Tengo claro que cuando haya elecciones espero ver que la gente ha madurado y que está cansada de que les roben y les mientan, de la corrupción y de que haya dos grandes partidos que sepan que gobernarán hagan lo que hagan (tal vez incluso esta vez pacten entre ellos para no perder sus amados sillones). Si no hay cambios significativos me avergonzaré de mi nacionalidad, pero todavía tengo fe en la inteligencia humana.

Sin más, sólo quería «rajar» un poco y quedarme a gusto. Otro día os cuento más cosillas, mis queridos frikoides que me leéis.

Y au 🙂

PS: Tenemos los billetes, sólo falta el alojamiento y todo bien!

 

0

¡Yo también quiero llevar falda!

Últimamente estoy hasta las pelotas de muchas cosas. De los catalanes por un lado, de los «progres estúpidos» por otro. Este es mi primero de una serie de posts en los que me voy a c*gar en todo lo que me molesta, y voy a empezar por el mongolismo global con el tema del machismo.

Me repatea que haya «violencia de género». Yo la llamaría violencia y la castigaría sea de la forma que sea. Punto.

Me repatea el «hola a todos y todas», el «mis compañeros y compañeras». A los que lo decís os diré que sois, aparte de estúpidos y estúpidas que no conocéis las reglas gramaticales del español (sí, esta vez me lo voy a permitir) muy poco prácticos. Metéis carga inútil al mensaje, ¿por qué no decís compañeras directamente? Yo no me ofenderé.

Pero más me repatea que cuando hay discriminación hacia la mujer todo el mundo se escandalice pero que cuando sea al revés nadie diga nada. Y por poner un ejemplo, hablaremos de la ropa en el trabajo.

Trabajo en una empresa donde, contra todo mi pronóstico cuando entré a trabajar allí, hay un buen número de mujeres. Como en todos los sitios, hay tías buenas, tías menos buenas y tías feas. Eso es normal. Las tías, buenas y malas, llevan camisetas de tirantes, sandalias, pantalones cortos y faldas cortas. Y cuando digo cortas quiero decir que suben un palmo más arriba de la rodilla. La verdad, me encanta. Y si por mí fuera vendríais todas en bikini o en topless, mi trabajo sería más llevadero.

El problema viene cuando un día de verano me da a mí por ponerme pantalón corto. Los comentarios de compañeros extrañados empiezan a calentarme la cabeza ya por la mañana. Hacemos una reunión en círculo donde estamos 3 personas en pantalón corto, dos mujeres y yo. El único que recibe comentarios al respecto podéis imaginar quien es. En efecto… el que no tenía tetas gordas (o no tan gordas al  menos).

Semanas más tarde volví a intentarlo y fue entonces cuando dos jefes me dijeron en privado que no se permitía llevar ropa corta a la empresa. Ni sandalias. Todo esto el día en el que dos mujeres llevaban falda en el departamento. Mi respuesta fue educada, cordial pero directa:

– Ningún problema pero, oye, ¿qué pasa con las mujeres? Porque aquí a mí me encanta que vengan escotadas pero nadie les dice nada y a mí sí.

– Respuesta de uno: Siempre ha habido clases y clases.

– Respuesta del otro: Jejeje, bueno, por mí que vengan lo escotadas que quieran, pero para evitar problemas con los de arriba, tú ven de largo.

Yo les dije que no estaba de acuerdo, que era injusto, pero que como las normas eran claras no volvería a ir de corto.

Semanas más tarde, sigo viendo tías con camisetas de tirantes, sandalias, faldas y pantalones cortos mientras yo paso calor con mis pantalones vaqueros y zapatos cerrados. He llegado a ver una mujer con mallas negras, camiseta de tirantes amarillo fosforito y coleta bien alta, como cuando vas al gimnasio. Pero tiene tetas, así que lo moderno y lo correcto es dejar que vista como quiera.

Me encantaría ver que me dirían si voy a la empresa con mallas. Las normas dicen que tiene que ser ropa larga y no ser chándal, por lo tanto estaría cumpliendo con ellas. O con camisetas de tirantes, escotadas, chanclas, faldas cortas, pantalones cortos (cortos de verdad, que los míos eran piratas). Y ya puestos, maquillado. Seguirían diciendo que no se puede ir así mientras las señoritas campan a sus anchas con sus ropas sexis.

¿Es eso discriminación? ¿Machismo? ¿Feminismo? Yo no sé lo que es, pero desde luego no es igualdad. También estará el tonto que me diga que es un detalle sin importancia, que no le de más vueltas. Pero yo pienso una cosa, ¿qué pasaría si a las mujeres se les obligara, quieran o no, a llevar falditas cortas y camisetas de tirantes con escote? Pues os diré lo que pasaría, lo que ya ha pasado en un deporte (volley creo que era, salió hace unas semanas en la tele). Decían que las tías se habían quejado porque les hacían ir así vestidas mientras los hombres pueden ir sin camiseta y con bermudas. Mire usted qué machistas, oye, siempre pensado en la mujer como objeto sexual.

Hay muchas cosas que me j*den, y seguro que hay quien me tacha de machista. Pero estoy hasta las pelotas de ver como por ser moderno y «no-machista» se dan ventajas a las mujeres y se limitan las libertades de los hombres. Con esa actitud lo único que van a conseguir es que los hombres se reboten y brote un sentimiento «machista». Yo mismo empiezo a estar quemado y a la defensiva con este tema, cuando no tendría que ser así.

Lo de «machista» entre comillas lo pongo porque no sería machista como tal. Sería como el feminismo cuando surgió, cuya única intención era que no se discriminara a las mujeres. Hoy en día el feminismo es un machismo con tetas, según el cual todo lo que se haga tiene que ir orientado a beneficiar a la mujer frente al hombre.

Podría poner ejemplos mil, pruebas físicas para cuerpos de seguridad del estado, ropa en las empresas, sentencias de divorcio y custodias de los hijos, maltrato en el hogar, etc. Hay muchas situaciones en las que el hombre está desprotegido, y parece que si lo comentas con preocupación eres machista. Deberíamos plantearnos si dentro de unos años no empezará a haber oleadas de reacciones extremadamente machistas por culpa de las estupideces que se están haciendo desde hace unos años. Y entonces no habrá lloros que valga, se habrá calentado la cabeza demasiado a la gente.

En fin, me he quedado a gusto soltando todo esto. Al fin y al cabo es el objetivo de este blog, mi entretenimiento y bienestar.

Otro día os cuento más cosas, ahora hay que cenar.

Y au! 🙂

PS: Yo siempre lo he dicho, cuando quieras puedo dejar de trabajar y dedicarme a limpiar la casa, comprar, marujear y darte hijos (mejor aún, INTENTOS).

0

Mis felices 27

Pues ya estoy de vuelta, otro año más. Aunque me gustaría escribir más en el blog no puedo dejar pasar una fecha como esta para sacar un ratillo y contaros lo que he hecho hoy.

A modo de introducción os diré: Hace 28 años, en las fiestas del Pilar de 1986, mis padres fueron a interpeñas, echaron unos cubatillas bailando «reguetón» de la época, echaron unas copas, volvieron a casa un poco piripis… 9 meses después, ya os imagináis qué paso si hoy estoy escribiendo esto, no?

Pues esa es la historia (inventada, por cierto) de cómo nació vuestro ídolo de masas.

Han pasado 27 años de aquello y hoy soy una persona de bien, tengo mi séquito de fieles lectores, mi séquito de tías buenas que gritan mi nombre cuando salgo a la calle, mi trabajo, ni compañera de piso, mi novia que en ocasiones es la misma que mi compañera de piso… Bien, vaya, no me quejo.

Hoy ha sido otro cumpleaños especial. Siempre lo digo, pero también digo que me gusta mirar culos y tetas, y es que las grandes verdades hay que decirlas, eso es así. Así que os voy a contar un poco lo que he hecho hoy.

Ayer por la noche la bella doctora me preparó la cena en casa y nos bebimos un vino especial que el Hijo de Boston me había regalado hace unos meses. Luego a dormir 🙂

La empresa donde curro todavía no ha adoptado la medida que adoptará cuando yo sea accionista mayoritario: Fiesta para todo el departamento cuando cumpla años el trabajador. Todo se andará pero hasta entonces, hoy me ha tocado currar. Al menos he podido comprar tortillas de patata para medio regimiento y amenizar el día de trabajo.

Ya después nos hemos vuelto a juntar la familia en mi casa.

Este año ha habido novedades, por fin he conocido al novio de mi prima (un chico muy majete,  y ¡cachas!) y he podido tocarle el bombo. No, no al novio sino a mi prima, que está embarazada y va a traer otro cacharrico llorón a la familia. Así que todos tan contentos.

Por otra parte, la Pequeña Hobbit (año y medio tiene ya) está cada día más maja, ya no me hace cobras (no, «Bro», no hablo de «La cooobraaa, la coooobra», no te preocupes), ya hace cosas, habla, se rie, conoce a la gente. Mola más, vaya.

Después se han ido todos y he podido hablar un rato con mi señor amigo «Usiano» (de los USA, EEUU, Esteits). Desde aquí un abrazo muy grande para él y su señora también Usiana.

Y ese ha sido mi día, ahora toca dormir que mañana hay que currar.

No puedo irme sin antes dejar un vídeo surrealista para deleitaros después de semejante parrafada. Espero que os guste:

https://www.youtube.com/watch?v=um331DphS_0

Y mi pregunta es… ¿En qué coño están pensando?

Y au!

PS: Playa en 3… 2…

0

¡A mierda todos!

Hoy voy a escribir un post corto, pero es que estoy indignado con la estupidez de la gente que va de culta, moderna, «cool» e «in».

Desde pequeñitos nos cuentan que poner artículos a los nombres propios no está bien. Así pues, decir «la Mari», «el Paco» y similares es, según las normas gramaticales del español, incorrecto.

Esto se ha llevado completamente al extremo, hasta el punto de que se quita el artículo a cosas cuyo nombre lo incluye. Pongamos algunos ejemplos clarísimos:

– El palacio de La Moncloa: Ahora si quieres encontrar al presidente de turno tienes que ir a Moncloa, que es un sitio más culto.

– El palacio de La Zarzuela: Pues no… Juancar vive en Zarzuela.

La Coruña: Si yo fuera gallego mataría a quien llamara Coruña a mi ciudad.

– La cordillera de Los Pirineos: Vámonos a Pirineos a esquiar.

– Mi barrio de llama Las Delicias, no Delicias como algunos lo llaman.

– El campo de fútbol que hay en Zaragoza se llama La Romareda, no Romareda.

Hay algunos nombres que me hacen dudar, como por ejemplo lo que para mí es la República Dominicana. Hay gente que le quita el artículo pero realmente no forma parte del nombre, creo. Aun así, me parece estúpido quitar el artículo a algo cuando no es necesario. ¿Para qué? En cambio, he de admitir que hablo de Estados Unidos, sin artículo. 

Dentro de poco, yo me llamaré «Tasa» de apellido, compraré en «Corte Inglés» y cuando quiera comprar comida iré a los supermercados Árbol. Y es que definitivamente me toca cojones la estupidez de gente. Me iré de fiesta a Casa del Loco o a Encantadora, escucharé Canto del Loco, veré Señor de Anillos, bailaré Macarena de Del Río y todas las absurdeces que se me ocurran.

Como diría un celebre personaje del imperio: ¡¡A MIERDA!!!

Y au! 😀

PS: Celebraremos los 4 años con una hamburguesa en Rivendel? O prefieres algo más fino?