Cargando ...

Anda a Cascala!!!!

Así son las cosas y así te las he contado

0

Adivino no, buen «guglero»

Hace bastantes años que vengo viendo como a la gente no le importa publicar absolutamente toda su vida en Facebook, colgar fotos de todos los sitios donde va, comentar en mil sitios sin importarle quién pueda leerlo y demás.

Por poner un ejemplo, una vieja amiga de la carrera (su nombre no lo diré aunque si lo lee posiblemente se de por aludida :D) suele comentar, algo «cifradamente», prácticamente todo lo que le ocurre. Si discute con el novio, si echa un kiki con él para reconciliarse, si va al baño y «va duro», si… Todo está ahí al alcance de los marujos.

A algunas personas eso no les importa porque creen que «sólo sus amigos pueden ver lo que escriben». En la realidad, un poco de imaginación, una foto de perfil de alguien atractivo y poco más es lo único que se necesita para que alguien te permita marujearle la vida.

Todo el mundo entiende que gritar su vida íntima por la calle o pegar fotos casi desnudo en las fachadas de los edificios puede resultar mala idea pero no ven que en la red el problema también existe. Mucha gente no tiene reparo en utilizar contraseñas de broma para el correo electrónico, comentar todas sus intimidades en las redes ni por supuesto colgar fotos sin apenas dos prendas de ropa. Y no me entendáis mal, me encanta ver carne femenina pero hay que tener un poco de conocimiento.

Todos locos peeeero… allá cada cual.

Relacionado con toda esta paranoia que tengo yo acerca de la seguridad, la privacidad y demás, he encontrado este vídeo que me ha dado que pensar. No sabría decir si es cierto o ficticio pero desde luego no me parece nada descabellado. Os lo dejo por si a alguno le abre los ojos.

Nada más por hoy, queridos Hobbits. Bueno… sí… hoy ha sido el cumpleaños de «La pequeña Hobbit», que para quien no la conozca es mi sobrinilla pequeña. Todavía no sabe leer pero cuando algún día marujee este blog sin saber que es mío quiero que lea esto:

¡FELICIDADES CACHONDA! 

Ale, pues otro día os cuento más cosillas, tengo novedades novedosas.

Y au! 🙂

PS: Paciencia infinita 🙂 

0

Anda a cascala! cumple seis añitos

Esta vez escribo con casi una semana de retraso, pero durante el Pilar tuve visitas, fútbol y ya después dediqué varias tardes a preparar mi viaje a Tailandia, la semana que viene. Así que without wanting or drinking, fijáos si he tardado en escribir.

Resumiendo …

¡ESTAMOS DE CUMPLEAÑOS!

Hace hoy seis años (y 6 días) que me decidí a abrir el blog a modo de diario. Me gustaba mucho la idea de escribir mis chorradas para desahogarme, contar curiosidades, enseñar vídeos que hicieran reír a los que me visitaran…

Mucho ha llovido desde entonces, me fui de Erasmus, terminé la carrera, empecé a trabajar y hasta me he echado compañera de piso. Con tantas tareas que antes se hacían solas mágicamente (limpiar, ordenar, comprar, poner lavadoras, cocinar …) casi no me queda tiempo para escribir aquí, pero las ocasiones especiales como ésta bien merecen un ratico de mi tiempo.

Os dejo un video para que os echéis unos bailes a mi salud y a la de mi blog. Es toda una delicia musical, un temazo que está haciendo temblar los cimientos de estadios de fútbol, teatros y salas de conciertos de todo el mundo.

 

 

Sin más,  me despido hasta próximas entregas.

Y au! 😛

PS: Una semana … 

0

Anda a cascala! cumple cinco añitos y tiene un nuevo hermanito

Aunque el blog ha perdido frecuencia en las publicaciones, sigue vivo y seguirá estándolo por un tiempo más. Hoy celebro que hace ya 5 años que me decidí a empezar a escribir. Por eso mi primer litro de calimocho en Interpeñas será a la salud de éste mi rincón cibernáutico.

 

 

Aprovecho para que conozcáis a la hermanita pequeña de Anda a Cascala!, que he inaugurado esta mañana después de un par de meses preparándola.

Duranda será mi web profesional, y la idea es que sirva como tarjeta de presentación. En ella hablaré de mis proyectos de programación, pondré mi currículum y habrá un blog dedicado a la programación para no amargaros la lectura a los que venís buscando algo para reíros un rato.

Así que este blog queda destinado únicamente a hacer reír a la gente (si puedo, si no al menos me reiré yo). Lo de siempre, vaya 🙂

Pues nada, queridos frikoides, Interpeñas reclama mi presencia.

Y au! 🙂

 

 

 

0

Pancetas con email

Hace algunos días que quiero contaros esta chorrada, pero me fui  una semana de viaje con mis señores padres y a lo que me he dado cuenta han pasado otras dos semanas desde que escribí. Así que os lo pongo ahora :-D.

El caso es que por cosas de la vida el otro día necesité crearme una cuenta de gMail nueva. Empecé a rellenar el formulario de registro: nombre, apellido, contraseña, fecha de nacimiento, sexo…

La casilla de sexo suele ser siempre un combo desplegable para que selecciones una opción (hombre o mujer). Siempre he deseado que en lugar de un desplegable nos pongan una caja de texto para rellenar nosotros lo que queramos. Así pues podríamos encontrar respuestas como:

– Sexo: Hombre

– Sexo: No, nunca

– Sexo: Esporádicamente

– Sexo: Panceta

… Y así sucesivamente …

Pues bien, para mi sorpresa, Google ha optado por una solución intermedia, permitiendo en su combo desplegable una tercera opción, como podéis ver a continuación:

 

Otro sexo

 

¿A que es genial? ¿A qué nuevo sector pretenderá Google llevar sus servicios?

Ale pues, ahora me toca irme a dormir. Simplemente quería iluminar vuestras vidas y enseñaros esta curiosidad. Otro día a ver qué se me ocurre para darle un poco de vidilla al blog, ¿o qué?

Y au! 🙂

PS: Qué majica la fachada de mi hotel, ¿eh? …

 

 

0

Cómo mapear IPs para trabajar en local

A la hora de hacer páginas web, lo normal es programar en local (en nuestro ordenador) para luego, una vez que sabemos que funciona, subir todo al servidor y que nuestro trabajo quede accesible al público. De esa forma podemos trabajar más rápido hacer las pruebas sin que nadie vea los errores.

El problema es que a veces la página está configurada para que funcione en la dirección real. Por poner un ejemplo, la base de datos de este blog tiene guardado que la página va a estar alojada en «loixiyo.com». Por eso, si me hago una copia en mi ordenador para trabajar necesito cambiar todas las veces en las que aparezca la dirección por «localhost» para poder hacer las pruebas.

Esto es un coñazo porque si te dejas alguna por cambiar las cosas pueden no funcionar bien. Y por supuesto, si luego al deshacer los cambios te olvidas algo la puedes liar parda.

Probablemente a algunos que hayáis entrado a mi blog últimamente os hayan salido avisos como «Estoy haciendo pruebas, vuelve luego». Ahí tenéis la explicación, me salía más a cuento trabajar directamente en el servidor para no tener que estar cambiando cosas. Así que os dejaba mensajillos para que vierais que los fallos eran algo temporal.

¿Cómo se arregla esto? Existe un archivo donde se puede especificar que «cierta dirección se asocie con cierta IP». De esta forma, podemos «engañar» al navegador (a todo el ordenador, en realidad), haciéndole creer que él es loixiyo.com. Ese archivo podemos encontrarlo en:

WINDOS:   C:\Windows\System32\drivers\etc\hosts

LINUX: /etc/hosts

En ambos casos la sintaxis es similar. Se pone primero la IP (en este caso 127.0.0.1 es nuestro ordenador), y después el nombre que le queremos asociar, así:

127.0.0.1     loixiyo          loixiyo.com

A partir de ese momento, tanto «loixiyo» como «loixiyo.com» serán, para nuestro ordenador, lo mismo que 127.0.0.1 que es él mismo. Si por ejemplo tenemos un servidor Web escuchando en el puerto 8080, podríamos ver las páginas que estamos desarrollando en cualquiera de estas direcciones:

127.0.0.1:8080/mipagina

localhost:8080/mipagina  (por defecto, localhost es 127.0.0.1)

loixiyo:8080/mipagina

loixiyo.com/mipagina

¿Veis la utilidad? Me ha parecido una idea tan cuajanuda… A partir de ahora puedo hacer pruebas en mi ordenador exactamente igual que si las hiciera en el servidor, pero sin que vosotros veáis los fallos 😀

Espero que a alguien más pueda resultarle útil.

Y au! 🙂

PS: Un 397 es para celebrarlo en un canal 😀

 

0

¡Anda a cascala cumple cuatro añitos!

Hoy es día 13… y por tanto cumpleaños de mi humilde rincón cibernáutico.

 

No tengo mucho que contar hoy, salvo que tengo curro dos semanas después de mi coronación, que odio a los «kos», y adoro el calimocho. Así que en próximas entregas os cuento cosillas de estas fiestas del Pilar, y otras que tengo pensadas. Hoy toca disfrutar, ir a Interpeñas y aprovechar mis últimos días de vacaciones.

Y au! 😀